Noticia

Autor

Maria de los Ángeles Reyes

Fotografía

Maria de los Ángeles Reyes

Publicado

25 Ago 2017

Condena a Feliciano ponía en riesgo autonomía indígena

Esto dijo al CNMH en entrevista el Consejero Mayor de Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, Neis Oliveiro Lame Tamayo, quien habló sobre la importancia del fallo de la Corte Suprema de Justicia, que absolvió a Feliciano Valencia, el pasado mes de julio, por un caso en el que se puso en dicho el respeto, relevancia y límites que tiene la Jurisdicción Especial Indígena.


En 2008 en medio de una minga en el resguardo La María, en Piendamó, el cabo tercero del Ejército, Jairo Danilo Chaparral, entró vestido de civil y fue considerado por la comunidad como un infiltrado que quería sabotear el desarrollo de la minga. El acusado se identificó como miembro del resguardo de Quintana, y por esa razón fue condenado por las autoridades a 20 latigazos como remedio por su conducta en contra del territorio y la minga, siguiendo los lineamientos que dicta la Jurisdicción Especial Indígena, consagrada en la Constitución, artículo 246, como un derecho de los pueblos indígenas.

Chaparral presentó denuncia contra Feliciano Valencia, que se resolvió en forma de absolución para el acusado. Sin embargo, en segunda instancia Feliciano Valencia fue condenado a 18 años de prisión. Así, su defensa, apeló el fallo para que el pleito fuese resuelto por la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Tras algo más de un año y medio de estar privado de su libertad, Feliciano Valencia fue absuelto por dicha sala mediante un fallo que terminó dictando jurisprudencia sobre la relevancia que tiene y tendrá la jurisdicción especial indígena y la autonomía y gobernabilidad de los pueblos indígenas de Colombia. La Corte ordenó su inmediata libertad, y cancelar los registros y anotaciones que implicaran a Feliciano Valencia por este caso.

Neis OliveiroLame Tamayo del Resguardo indígena Paez, Resguardo las Delicias, y Consejero Mayor del Consejo Regional Indigena del Cauca  (CRIC), se refirió al fallo de absolución de Feliciano Valencia y la importancia de la Jurisdicción Especial Indígena y la autonomía de los pueblos, sobre todo en el momento de transición que vive Colombia. La decisión de la corte hace parte de la memoria viva de los pueblos indígenas, sus luchas históricas y resistencia, a propósito de lo cual, la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, y el Centro Nacional de Memoria Histórica, CNMH, se encuentran desarrollando un informe de memoria histórica que será publicado en 2018.

¿Qué significa el fallo de absolución para Feliciano Valencia?

El fallo es un hecho histórico para el pueblo y movimiento indígena porque es un referente. Si bien es cierto que estaba en duda  la Jurisdicción Especial Indígena, y también es cierto que no se ha ganado toda la autonomía que requerimos los pueblos, se reafirma hoy que la jurisdicción especial indígena está viva, está vigente. Hoy hay un precedente para que las autoridades y las comunidades puedan juzgar a todo el que entra en su territorio, como dicta nuestra jurisdicción especial.

Además, está hablando de la memoria colectiva porque de eso han vivido los pueblos y sobre eso han construido. En el proceso de paz hablábamos de lo geográfico, territorial y en ese sentido el capítulo étnico hablaba de respetar los usos normas y costumbres en lo territorial, ambiental, cultural y social. El fallo demuestra que los pueblos indígenas tienen su autonomía, jurisdicción y forma propia de gobernar.

¿Qué hace falta para que los pueblos indígenas sientan que tienen total autonomía?

El fallo habría que mirarlo y estudiarlo más detenidamente en el contexto. Si bien es cierto que nos habla de un ambiente geográfico, territorial, de unos contextos en los que sucedieron los hechos, es necesario mirar hasta dónde tiene el alcance de manera individual y colectiva. Creo que es necesario empezar a hablarlo un poco más y creo que a partir de hoy queda la tarea de ir a las comunidades, con las autoridades y evaluar el verdadero alcance.

En el fallo, la corte reconocía las labores investigativas y de construcción de memoria del pueblo Nasa, ¿cuál fue la importancia de la memoria en el caso?

En la parte jurídica es importante que se reconozca la historia y la memoria, porque  muchos de los fallos jurídicos no lo tienen en cuenta, y ahí es donde a veces nos desencontramos entre la jurisdicción especial indígena y la jurisdicción institucional. Si ese reconocimiento lo está haciendo hoy el fallo, es importante porque muchos casos que han venido sucediendo, se podrían trabajar desde las memorias colectivas, que es la base sobre la que nosotros construimos y tejemos nuestras decisiones.

Y frente a lo particular de este caso, ¿cuál es la relación de las autoridades, la Guardia Indígena y el Ejército?

Seguiremos pendientes porque el fallo salió a favor, pero pueden surgir inconformidades por otro lado, en el territorio. No es solamente el caso de Feliciano sino muchos otros. Las fuerzas armadas están haciendo un deber pero deben también reconocer la Jurisdicción que es algo que se debe hablar de gobierno a gobierno, porque las autoridades indígenas son gobierno y debe respetarse como tal.

Una vez conseguida esta victoria, ¿qué otros retos jurídicos quedan para el movimiento indígena?

Bueno en este momento tenemos muchas amenazas  y judicializaciones, no solo el CRIC sino otros pueblos que están resistiendo sobre minorías, violación de la madre tierra, parques, multinacionales, etc. Entonces seguramente vendrán más judicializaciones, pero seguiremos construyendo y defendiendo como siempre hemos hecho desde la resistencia pacífica.

Finalmente, ¿tiene algún mensaje para el resto de la sociedad colombiana en medio de esta coyuntura?

El mensaje es que así como la Corte falló a favor de nuestras comunidades, a favor de nuestros pueblos indígenas, la sociedad también tiene que hacer el esfuerzo para que se reconozcan las diferentes formas de autonomía no solamente de los pueblos indígenas sino también de los afrocolombianos, del pueblo campesino y el resto de la sociedad y  sectores sociales. Es el momento de empezar a construir formas diferentes de respetarnos como sociedad.


Publicado en Noticias CNMH


Copyright 2019 / Centro Nacional de Memoria Histórica / Condiciones y Términos de Uso Ventanilla única de radicación y atención al público: Carrera 7 # 27 - 18 Pisos 20 al 24

Código Postal: 110421 Notificaciones judiciales: notificaciones@centrodememoriahistorica.gov.co

Horario de ventanilla de radicación: lunes a viernes de 8:00 a.m. a 12:30 p.m. y de 1:30 p.m. a 5:00 p.m. (días hábiles) Horario de atención al público:
lunes a viernes de 8:00 a.m. a 1:00 p.m. y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m (días hábiles) / PBX: (571) 796 5060

Política de tratamiento de la información y datos personales.


Ir al contenido