Preloader image

Costurero viajero: remendando prácticas y memorias desde el co-diseño de una colcha museográfica.

|

Por: Grupo de trabajo Tecnologías textiles, digitales y de memoria y colectivo Tejedoras por la Memoria de Sonsón

Autor Grupo de trabajo Tecnologías textiles, digitales y de memoria y colectivo Tejedoras por la Memoria de Sonsón
Título de la obra Costurero viajero: remendando prácticas y memorias desde el co-diseño de una colcha museográfica.
Año 2016
Técnica Exposición, audiovisual y textiles

La obra

El Costurero viajero está hecho para itinerar por Colombia, registrar los procesos creativos de tejedoras que han sido víctimas de diferentes actores armados y divulgarlos mediante una página web (www.costureroviajero.org) y varias exposiciones. La idea parte de las experiencias y los saberes de las Tejedoras por la memoria y la esperanza de Sonsón, co-creadoras del proyecto. Como cualquier costurero tradicional, el Costurero viajero es una caja con los materiales necesarios para tejer: tijeras, agujas, hilos, dedales y telas. Además, contiene una tableta con una aplicación diseñada especialmente para el registro audiovisual de los procesos creativos de las tejedoras. La tableta recoge la información sobre los lugares que visita, sobre las personas que participan y las técnicas que usan para narrar memorias del conflicto, denunciar las injusticias y sanar secuelas psicológicas que ha dejado la guerra.

 

El objetivo principal del Costurero viajero es hacer visibles los relatos en torno a los procesos de reconstrucción de memoria y reparación donde se han utilizado narrativas textiles como la costura, el bordado y el tejido. En palabras del Grupo de trabajo Tecnologías textiles, digitales y de memoria “sus memorias y sus tejidos, constituyen las memorias de una sociedad local que todavía tiene pendiente una mayor comprensión de las dimensiones del daño así como el justo y urgente reconocimiento de sus víctimas, sus historias y sus aportes a la construcción del presente y el futuro del municipio”.  Esta iniciativa académica y social está articulado a la Red de tejedoras por la Paz, por lo que uno de sus propósitos es contribuir al fortalecimiento de esta Red.

 

El Costurero viajero es uno de los proyectos ganadores de la III Convocatoria Nacional de Propuestas Artísticas y Culturales de Memoria 2016, realizada por  la dirección de Museo Nacional de la Memoria del CNMH en alianza con el Ministerio de Cultura. También ha sido apoyado por la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional de Colombia, la Universidad de los Andes y la Universidad de Antioquia.

Contexto

Al municipio de Sonsón, Antioquia llegaron en los años ochenta el ELN y luego las FARC (ubicados en el Sonsón campesino), a quienes les siguieron en los años noventa las AUC (ubicadas en el Magdalena medio Sonsoneño). Este encuentro de actores generó un contexto de violencia, marcando la vida, memoria y cultura de los sonsoneños. En este lugar, zona de repliegue y un corredor estratégico de los distintos actores, 24.170 personas se han desplazado y otras 14.228 han llegado buscando refugio. Además, ha sido escenario de 5 Masacres entre 1980 y 2012. Hasta el día de hoy estos eventos han dejado 26.251 víctimas de las cuales aproximadamente el 50% son mujeres, porcentaje que se mantiene a nivel nacional (4’021.278 mujeres víctimas).

 

En cada lugar afectado por el conflicto armado las mujeres están expuestas a situaciones de riesgo y vulnerabilidad simplemente por el hecho de ser mujeres. Según el Auto 092 de 2008,  las mujeres enfrentan al menos diez riesgos específicos. La violencia sexual, los trabajos domésticos forzados y el reclutamiento de sus familiares hijos y/o esposos son algunos ejemplos. Estas memorias que lleva consigo cada mujer afectada por el conflicto armado no serán cosa del pasado mientras en Colombia persista la violencia y un marco legal que ha avanzado pero no ha consolidado su enfoque de género en la práctica.

Proceso

Los espacios de diálogo y de encuentro de las tejedoras en los costureros de todo el país fortalecen  sus procesos de sanación y amplían la comprensión sobre el papel que tienen la costura y el remiendo en la reconstrucción del tejido social y de la memoria histórica. Con esta motivación, el grupo de trabajo Tecnologías textiles, digitales y de memoria convocó a las mujeres del grupo Tejedoras por la memoria de Sonsón y con ellas iniciaron el co-diseño del Costurero viajero. Se realizaron cuatro talleres en los que se discutió el diseño (incluyendo Manual de uso, preguntas para reflexionar, elementos dentro del costurero, entre otros) y así se realizó el primer prototipo del proyecto. Además las Tejedoras de Sonsón dedicaron largas horas bordando varias piezas pequeñas y una de gran formato que viajan en el Costurero.

 

Más adelante se hizo la producción de la caja y el desarrollo de los componentes tecnológicos. Para este fin se organizó la Hackatón: costuras digitales en la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, en la que personas de diferentes disciplinas se reunieron a pensar colectivamente en qué elementos debía tener la página de internet. La primera itinerancia del Costurero Viajero  tuvo lugar en el  Costurero Kilómetros de Vida y Memoria (Bogotá), tras la cual se hicieron los ajustes y los rediseños necesarios. Durante dos días de trabajo, las Tejedoras en Bogotá construyeron una pieza que se agregó a la caja del Costurero viajero. El intercambio de piezas y procesos entre el Costurero de Bogotá y el de Sonsón les permitió conocer a las tejedoras otras dinámicas y reflexionar sobre los propios procesos.

En la última fase del proyecto se realizó la exposición del Costurero Viajero en Sonsón con todos los materiales gráficos y museográficos para su presentación. Por último, se finalizó el desarrollo tecnológico con el montaje de la aplicación y la página web en funcionamiento: www.costureroviajero.org , que permite conocer las experiencias del Costurero en tiempos y lugares diferentes creando una red o una colcha digital. En mayo del 2017, el Costurero viajó a Medellín para ser expuesto en la Casa Museo Pedro Nel Gómez.

Compartir