Preloader image

Mural Río Paz

|

Por: Asociación Escuela Audiovisual Infantil y Asociación Jovenes por Rionegro

Autor Asociación Escuela Audiovisual Infantil y Asociación Jovenes por Rionegro
Título de la obra Mural Río Paz
Año 2014
Técnica Mural, pintura

La obra

En Abril de 2014 tuvo lugar el primer Festival Río Paz en Rionegro, Caquetá, organizado por la Asociación de Jóvenes por Rionegro. A través de una serie de actividades culturales, el evento propuso recordar y reconocer a las víctimas del conflicto armado del Caquetá y fomentar la participación ciudadana en torno a la construcción de paz.

Los integrantes de la Asociación Escuela Audiovisual Infantil de Belén de los Andaquíes fueron invitados al Festival para realizar un mural en homenaje a una familia que murió en el 2012, víctimas de un cilindro bomba lanzado por miembros de las Farc. Sobre una de las paredes restantes de la casa donde ocurrió la tragedia, jóvenes de la EAI y de la Asociación Jóvenes por Rionegro, guiados por Daniel Villanueva, hicieron una ilustración para recordar y dignificar a los tres fallecidos: una pareja y su bebé de 9 meses. Los personajes del mural vuelan bajo la frase: “Nunca ha habido una buena guerra ni una mala paz”.

La Asociación Escuela Audiovisual Infantil es dirigida por Alirio González y ofrece un espacio en Belén de los Andaquíes, Caquetá, para que los niños y jóvenes puedan ampliar sus metas a través del arte y de los medios audiovisuales y de esta forma, se alejen de las consecuencias del conflicto armado que los rodea.

Contexto

El departamento del Caquetá, ubicado al sur del país, ha sido una zona estratégica para los grupos armados y las rutas del narcotráfico. Por esa razón, desde finales de los años 90, los hermanos Vicente y Carlos Castaño ordenaron que la región se cubriera con un grupo paramilitar que operara exclusivamente allí. El objetivo era hacer frente a la presencia guerrillera en el departamento, pues las Farc se habían impuesto con el aumento de cultivos ilícitos y con las comisión de masacres durante la década de los 90, como la de Puerto Rico, Caquetá, que dejó más de una docena de personas asesinadas. 

Surgió entonces el Frente Caquetá de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, que en 2001 cambió su nombre a Frente Sur Andaquíes, que entre 2001 y 2006 dejó un saldo de 5.812 víctimas en el departamento. El grupo quedó como uno de los brazos del Bloque Central Bolívar y se dedicó a combatir a la Columna Móvil Teófilo Forero del Bloque Sur de las Farc, con la población civil en medio de los enfrentamientos. 

El Frente Sur de Andaquíes se desmovilizó en el 2006, bajo el mando de Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, quien se encuentra en extradición.

Compartir