Preloader image

Musa paradisíaca

|

Por: José Alejandro Restrepo

Autor José Alejandro Restrepo
Título de la obra Musa paradisíaca
Año 1993-96
Técnica 2 DVDs, racimos de plátano, 6 monitores, 6 espejos

La obra

Musa paradisíaca es el título de un grabado publicado en el libro “Viaje a Nueva Granada” del francés Charles Saffray, quien relata sus observaciones sobre la fauna, flora y costumbres locales en 1861. El grabado muestra a una mujer mulata, recostada debajo de una planta de plátano o Musa paradisíaca, como fue clasificada científicamente. Esta imagen y su título inspiraron a José Alejandro Restrepo a estudiar a fondo el papel de esta planta durante el siglo XIX, la guerra sucia de las multinacionales en Colombia y las masacres en las zonas bananeras del país durante el siglo XX.

El resultado de la investigación es la instalación Musa paradisiaca: una serie de racimos de plátano colgados del techo con pequeñas pantallas que proyectan videos sobre espejos. Uno de ellos es una recreación del grabado, pero en vez de una mulata hay una pareja desnuda caminando entre platanales. El segundo video es una serie de imágenes de masacres realizadas por grupos paramilitares y guerrilleros en zonas bananeras, tomadas de varios noticieros nacionales. 

Contexto

En el 2007, la multinacional Chiquita Brands, la productora de bananos con presencia en Colombia, reconoció haber pagado 1,7 millones de dólares a paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia a cambio de salvaguardia en su lugar de operación. Después  accedió a pagar 25 millones de dólares de multa. En el 2009, reconoció haber pagado también a la guerrilla de las Farc entre 1987 y 1999. A pesar de que la empresa afirma haber dado ese dinero bajo presión, las dudas del apoyo y financiación de grupos armados por parte de la multinacional no se disipan. Muestra de ello han sido las demandas que han radicado las familias de víctimas que fueron asesinadas y desaparecidas por grupos paramilitares. Según han declarado algunos integrantes de estos grupos al margen de la ley, habría sido la compañía la que pagó por asesinar y desplazar a la población de municipios como la Zona Bananera, en el Magdalena.

Compartir