Preloader image

Salón del Nunca Más

|

Por: Asociación de Víctimas de Granada ASOVIDA

Autor Asociación de Víctimas de Granada ASOVIDA
Título de la obra Salón del Nunca Más
Año 2007
Técnica Lugar de memoria

La obra

El Salón del Nunca Más es un espacio permanente en la casa de la cultura Ramón Eduardo Duque, construído por la Asociación de Víctimas Unidas por la Vida Asovida y el Comité de Reconciliación con la asesoría y apoyo del Programa por la Paz -Cinep y la Personería Municipal. Su propósito principal es dignificar la memoria de las víctimas de Granada a través de fotografías, videos y textos, exhibidos en un lugar donde familiares y visitantes pueden recordar y conocer personas que tenían sueños, recuerdos y funciones dentro de su comunidad. 

Una de las estrategias de memoria más contundentes dentro de este espacio son las bitácoras dedicadas a las víctimas y a la memoria de las veredas de la región. Los visitantes tienen acceso a una serie de cuadernos personalizados, donde pueden escribir sus mensajes y leer sus recuerdos a diario. Estas bitácoras son un medio para que sus familiares se desahoguen, recuerden y puedan tener contacto con sus seres queridos asesinados. El “Salón del Nunca Más” también es un espacio que ofrece ayuda psicológica para la recuperación e informa a los sobrevivientes del conflicto sobre sus derechos. 

Contexto

Desde la década de los 90, el municipio de Granada empezó a sufrir con mayor intensidad las desapariciones y los desplazamientos forzados, a manos de grupos paramilitares y guerrilleros con bloques como el José María Córdoba de las FARC y el Frente Carlos Alirio Buitrago del ELN. La región, en medio de los enfrentamientos por el control del territorio entre estos grupos armados, sufrió masacres alarmantes como la de noviembre del 2000, perpetrada por el Bloque Metro de las autodefensas en la que 17 personas fueron asesinadas. 

Granada está situado al suroriente del departamento, muy cerca del municipio de San Carlos, uno de los lugares en que más se han registrado masacres en la historia del país. El conflicto que ya se había venido gestando en el Urabá, se empezó a replicar por el terror que guerrillas como las Farc se habían encargado de sembrar. La ausencia de las autoridades fortaleció la violencia pues según la Personería delegada de Medellín, capital del departamento, los grupos armados eran quienes definían la gobernabilidad de los pueblos del oriente antioqueño.

Compartir