Preloader image

Terra incógnita

|

Por: Juan Fernando Herrán

Autor Juan Fernando Herrán
Título de la obra Terra incógnita
Año 2000 - 2002
Técnica Láminas de plomo, resina y fibra de vidrio

La obra

Terra incógnita recoge parte de la investigación de Juan Fernando Herrán sobre las familias que cultivan y extraen el opio de la amapola, atrapadas en la mitad del conflicto. Sobre unas esculturas de plomo, que parecen piedras, hay unas figuras humanas hechas a muy pequeña escala. A partir de sus gestos y movimientos corporales, cada escultura narra una situación diferente. Las figuras son vigiladas por los espectadores, quienes miran hacia abajo como en una vista aérea.

Las fotografías de acercamientos al paisaje que están incluidas en esta entrada son parte de la serie A ras de tierra realizada en el año 2003.

Contexto

A principios de los años 80, el narcotráfico se estableció como una forma de financiación para incrementar el poder y la autoridad sobre el territorio. Desde entonces, los principales afectados han sido los campesinos quienes han tenido que salir desplazados de sus territorios tras las invasiones de grupos guerrilleros y paramilitares.

En zonas como el Urabá han podido comprobarse alianzas entre los grandes terratenientes, industriales y hasta funcionarios de entidades del Estado con grupos armados ilegales para despojar a los campesinos de sus tierras. 

Tras la intensificación de los cultivos de amapola y coca, en 1999 el gobierno colombiano llegó a un acuerdo con Estados Unidos para la erradicación de las plantaciones por medio de fumigaciones. Estas acciones no sólo han afectado la salud de los pobladores de las zonas rurales, también han destruido  cultivos legales que son el sustento de muchas familias campesinas.

Compartir