Etiqueta: Alemania

Proyecto Mangle

Noticia

Autor

CNMH

Fotografía

cortesía: Proyecto Mangle

Publicado

29 Oct 2014


Proyecto Mangle

Cuatro colombianos en Berlín decidieron hacer una instalación sobre la guerra en Colombia. Uno de los artistas nos cuenta en qué consiste la obra.


El Proyecto Mangle nace en Mayo de 2013, cuando cuatro colombianos residentes en Berlín nos reunimos y conversamos sobre los últimos datos sobre el conflicto armado en Colombia. El informe hablaba de 5.5 millones de víctimas del conflicto sólo durante los últimos 30 años. Si bien en papel o en pantalla es sólo un número, no se trata sólo de cifras, son vidas, son personas. Empezamos así a madurar la inquietud, buscando la forma de dimensionar esa cifra frente a un público, en Colombia y fuera de ella, cada vez más acostumbrado e insensible a los números de la guerra.

Poco a poco Mangle tomó forma desde las palabras, dibujos rápidos y el compartir. Nuestra intención era concretar, desde las narrativas más afines a cada uno, una instalación que hablara al mismo tiempo de las víctimas, la violencia como un fenómeno estructural en la sociedad y del país que respira en un contexto tan adverso. Sara Wiederkehr González, antropóloga y fotógrafa, retrató la diáspora del conflicto, desde lugares apartados de la geografía nacional hasta las imágenes efímeras que viven los migrantes. Felipe Sánchez Luna y Andrés Torres, artistas sonoros, transformaron los datos del informe en sonidos clasificados por las categorías del informe. Felipe Ramírez, antropólogo y artista visual, diseñó intervenciones que se superponen a las fotografías, sincronizadas con el sonido, para enfatizar la transformación del paisaje por la violencia.

La instalación se presentó por primera vez en la Universidad de las Artes de Berlín (UdK) el 19 y 20 de Julio de 2014. Fue visitada por personas de distintas nacionalidades, varios conocían el conflicto colombiano u otros conflictos en sus países de origen. Otros encontratron el tema por vez primera fuera de las noticias. Para todos fue llamativa la ausencia de referencias explícitas a la violencia. Mangle no exalta la brutalidad, la obra aborda al espectador desde la reflexión y la emoción, la sensibilidad frente a las y los que viven los efectos del conflicto en el día a día. Evita por ello el uso de cualquier recurso que pueda revictimizar o tome ventaja del dolor ajeno.

Un ciclo completo de la instalación dura 60 minutos, tiempo en el que transcurren 30 años (1983-2013), 652.351 sonidos, y se muestra el desarrollo y la intensidad de la violencia y la afectación de esta en varios escenarios. Los tonos, las formas, las pinturas y las fotografías construyen un organismo vivo que permite experimentar la intensidad del conflicto, al tiempo que genera preguntas y dudas en el público sobre el conflicto colombiano.

Una de las metas principales es poder llevar la instalación a Colombia. Como los manglares, el proyecto se fortalece y crece junto a los visitantes. Consideramos que la obra debe multiplicarse, seguir enredando en las lejanías, que remueva las consciencias. La idea es que haga parte tanto de los procesos de construcción de memoria, así como testimonio de una violencia que debe detenerse y nunca más repetirse.

 


Alemania, Colombia, Guerra, Mangle, Proyecto

La conspiración del silencio

La conspiración del silencio

Autor

CNMH

Fotografía

CNMH

Publicado

29 Ene 2016


La conspiración del silencio

El inicio de año siempre llega cargado de anécdotas. El que fue al mar, el que salió del país, el que recorrió pueblos o el que decidió descansar en casa. Si usted fue uno de estos últimos, le recomendamos no quedar fuera de base cuando deba contar algo interesante, sorpréndalos a todos hablando sobre cine, y nada mejor para ello que seguir conectados este 2016 con CINE+MEMORIA, la sección del CNMH donde se recomiendan aquellas producciones audiovisuales que denuncian, muestran, relatan y nos ayudan a entender los conflictos armados en todo el mundo.

Y si quiere deslumbrarlos a todos, cuénteles sobre “La conspiración del silencio”, una propuesta narrativa que cuenta cómo el 27 de enero de 1945, hace 71 años, las tropas soviéticas ocuparon Auschwitz, liberando el mayor campo de concentración del nazismo. Pero, ¿cómo se llegó a que la sociedad conociera las acciones inhumanas que allí tuvieron lugar?, ¿cuándo tuvo lugar el relato de la historia de aquel campo de concentración donde murieron más de un millón de personas?, pues es precisamente “La conspiración del silencio”, una película basada en hechos reales quien lo explica.

Johann Radmann, un fiscal con poca experiencia, recibe denuncias por parte de un periodista sobre varios dirigentes de las SS que sirvieron en Auschwitz, lo cuales se encuentran libres y llevando una vida normal. Esto los lleva a destapar juntos los horrores del pasado a partir de los relatos de las víctimas que allí estuvieron y de los archivos que sobrevivieron. El desenlace: uno de los juicios con mayor importancia histórica en Alemania.

La conspiración del silencio es una producción que evidencia la importancia y la necesidad de los procesos de memoria en una sociedad golpeada por la violencia: víctimas que buscan descansar al hacer un duelo ligado a sus creencias religiosas, la memoria individual, los archivos como fuente de esclarecimiento de lo que ha ocurrido y la necesidad de diferentes tipos de justicia de las personas que han sobrevivido a las atrocidades de los conflictos. 

Publicado en Cine + memoria



Alemania, Cine, liberación, Nazi, Unión Soviética

Polonia y Alemania: un tratado histórico

Noticia

Autor

Daniel Valencia Yepe

Fotografía

www.dw.com/

Publicado

17 Jun 2016


Polonia y Alemania: un tratado histórico

A 77 años del inicio de la Segunda Guerra Mundial,  Polonia y Alemania volvieron a enfrentarse, esta vez de manera pacífica en un estadio de fútbol, en la Eurocopa 2016, momentos en que se cumplen 25 años del Tratado sobre buena vecindad y cooperación amistosa entre ambos países.


La lucha deportiva que une hoy a los dos países por la conquista de la copa europea de futbol es también símbolo de la reconciliación que estas dos naciones sellaron hace 25 años, el 17 de junio de 1991.

Ese día el canciller Helmut Kohl y el primer ministro Krzysztof Bielecki firmaron el acuerdo que trata especialmente temas de seguridad, política, economía, medio ambiente y cooperación. Pero también tocó aspectos culturales importantes como el reconocimiento del derecho a preservar su lengua y su cultura. Así, 20 años después de la firma el balance es positivo, de acuerdo a los portavoces de ambos países, y su importancia radica en que representa un caso emblemático en la reconciliación entre países que estuvieron en guerra durante décadas. También la visión a futuro y de responsabilidad histórica que contempla. 

La II Guerra Mundial comenzó el primero de septiembre de 1939, cuando el Blitzkrieg  de Hitler impactó el fuerte polaco de la península de Westerplatte, en Gdansk (al norte de Polonia), conocida en ese tiempo como la ciudad libre de Danzig. A partir de la ocupación del régimen nazi, la guerra cobraría aproximadamente 6.850.000 víctimas en ese país. La confrontación bélica llegó a su fin en 1945.

El tratado en el presente

En Alemania comenzó en los años 60 el trabajo de memoria alrededor de los crímenes de la Segunda Guerra Mundial y actualmente es un gran referente en temas de memoria histórica para Colombia.

Y es que polacos y alemanes, dos pueblos del corazón de Europa, han tenido una larga lista amistad y cooperación, pero también de enfrentamientos y disputas por el territorio, y a menudo sus fronteras se han entremezclado, extendiéndose hacia un lado o hacia el otro. Polonia era parte del Sacro Imperio Romano Germánico, de Prusia y posteriormente del Tercer Reich, y fue sin duda uno de los países más afectados por la invasión Nazi. Hoy de un lado y del otro los habitantes cruzan las fronteras sin problema, viven, pasean o trabajan en el país vecino.

Incluso en el futbol se evidencia esta reintegración: Lukas Podolski, jugador polaco nacionalizado alemán, ganó el mundial pasado jugando para Die Mannschaft, los 11 alemanes,  y en el partido del pasado jueves, Robert Lewandowski, también polaco, juega con la selección de su país aunque normalmente se ponga la camiseta del Bayern de Múnich.

Alemania tiene actualmente importantes acuerdos económicos con su vecino del Este, como el del Triángulo de Weimar y frecuentemente realizan consultas gubernamentales bilaterales. De hecho, para bien o para mal, ante la subida al poder de un partido euroescéptico en Polonia, que ha prendido las alarmas en la Unión Europea, Alemania ha preferido guardar prudencia y delegar a Bruselas la responsabilidad de opinar sobre las controvertidas leyes del actual gobierno polaco para mantener la relación de amistad y negociar directamente con Varsovia.

Algunos lugares para la memoria en Alemania

Centro Alemán de Información

 


Alemania, Polonia, Tratado

Polonia y Alemania: un tratado histórico

Noticia

Autor

Daniel Valencia Yepes

Fotografía

Fotografía tomada de www.dw.com

Publicado

17 Jun 2016


Polonia y Alemania: un tratado histórico

A 77 años del inicio de la Segunda Guerra Mundial,  Polonia y Alemania volvieron a enfrentarse, esta vez de manera pacífica en un estadio de fútbol, en la Eurocopa 2016, momentos en que se cumplen 25 años del Tratado sobre buena vecindad y cooperación amistosa entre ambos países.


La lucha deportiva que une hoy a los dos países por la conquista de la copa europea de futbol es también símbolo de la reconciliación que estas dos naciones sellaron hace 25 años, el 17 de junio de 1991.

Ese día el canciller Helmut Kohl y el primer ministro Krzysztof Bielecki firmaron el acuerdo que trata especialmente temas de seguridad, política, economía, medio ambiente y cooperación. Pero también tocó aspectos culturales importantes como el reconocimiento del derecho a preservar su lengua y su cultura. Así, 20 años después de la firma el balance es positivo, de acuerdo a los portavoces de ambos países, y su importancia radica en que representa un caso emblemático en la reconciliación entre países que estuvieron en guerra durante décadas. También la visión a futuro y de responsabilidad histórica que contempla. 

La II Guerra Mundial comenzó el primero de septiembre de 1939, cuando el Blitzkrieg  de Hitler impactó el fuerte polaco de la península de Westerplatte, en Gdansk (al norte de Polonia), conocida en ese tiempo como la ciudad libre de Danzig. A partir de la ocupación del régimen nazi, la guerra cobraría aproximadamente 6.850.000 víctimas en ese país. La confrontación bélica llegó a su fin en 1945.

El tratado en el presente

En Alemania comenzó en los años 60 el trabajo de memoria alrededor de los crímenes de la Segunda Guerra Mundial y actualmente es un gran referente en temas de memoria histórica para Colombia.

Y es que polacos y alemanes, dos pueblos del corazón de Europa, han tenido una larga lista amistad y cooperación, pero también de enfrentamientos y disputas por el territorio, y a menudo sus fronteras se han entremezclado, extendiéndose hacia un lado o hacia el otro. Polonia era parte del Sacro Imperio Romano Germánico, de Prusia y posteriormente del Tercer Reich, y fue sin duda uno de los países más afectados por la invasión Nazi. Hoy de un lado y del otro los habitantes cruzan las fronteras sin problema, viven, pasean o trabajan en el país vecino.

Incluso en el futbol se evidencia esta reintegración: Lukas Podolski, jugador polaco nacionalizado alemán, ganó el mundial pasado jugando para Die Mannschaft, los 11 alemanes,  y en el partido del pasado jueves, Robert Lewandowski, también polaco, juega con la selección de su país aunque normalmente se ponga la camiseta del Bayern de Múnich.

Alemania tiene actualmente importantes acuerdos económicos con su vecino del Este, como el del Triángulo de Weimar y frecuentemente realizan consultas gubernamentales bilaterales. De hecho, para bien o para mal, ante la subida al poder de un partido euroescéptico en Polonia, que ha prendido las alarmas en la Unión Europea, Alemania ha preferido guardar prudencia y delegar a Bruselas la responsabilidad de opinar sobre las controvertidas leyes del actual gobierno polaco para mantener la relación de amistad y negociar directamente con Varsovia.

Algunos lugares para la memoria en Alemania

Centro Alemán de Información

 


Alemania, Centro Alemán de Información, Polonia, Tratado

 

Copyright 2019 / Centro Nacional de Memoria Histórica / Condiciones y Términos de Uso Ventanilla única de radicación y atención al público: Carrera 7 # 27 - 18 Pisos 20 al 24

Código Postal: 110421  Horario de radicación de Notificaciones judiciales: 8:00a.m. a 12:30 y de 1:30 a 5:00 p.m. (días hábiles) notificaciones@cnmh.gov.co 

Horario de ventanilla de radicación: lunes a viernes de 8:00 a.m. a 12:30 p.m. y de 1:30 p.m. a 5:00 p.m. (días hábiles) radicacion@cnmh.gov.co

Horario de atención al público: lunes a viernes de 8:00 a.m. a 1:00 p.m. y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m (días hábiles) / PBX: (571) 796 5060

Política de tratamiento de la información y datos personales.

 

Ir al contenido