Autor

CNMH.

Foto

CNMH

Publicado

21 de abril 2021

Así impactó Rincones de la Memoria en Bajo Cauca antioqueño

  • La comunidad tendrá acceso gratuito a las salas de Rincones de la Memoria en cinco municipios del Bajo Cauca antioqueño
  • El proyecto es producto de la alianza entre el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) y el Programa Colombia Transforma, de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Con un gran impacto en cinco municipios del Bajo Cauca antioqueño, Rincones de la Memoria termina su primera etapa de funcionamiento. Los positivos resultados de este proyecto, que inició a mediados de 2020, se dieron gracias al apoyo del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) a través de su Estrategia de Pedagogía, el Enfoque Diferencial Étnico, y el acompañamiento del Programa Colombia Transforma de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), así como el trabajo en equipo con las alcaldías locales y bibliotecas del territorio.

El objetivo de Rincones de la Memoria fue promover la generación de las capacidades necesarias para la apropiación social de la memoria histórica desde las bibliotecas municipales de Nechí, Tarazá, Zaragoza, Cáceres y El Bagre, en el Bajo Cauca antioqueño, y otras cinco localidades del Norte de este departamento.

En este marco, las bibliotecas municipales se articularon con la Estrategia de Pedagogía del CNMH para diseñar e implementar acciones con promotores culturales y otros funcionarios públicos, orientadas a difundir el acervo documental de la entidad en estos territorios, habitados por cerca de 165 mil personas, muchos de ellos que han sufrido el flagelo del conflicto armado colombiano.

Para John Alexander Vergara Jaramillo, bibliotecario y consultor de USAID para el Bajo Cauca antioqueño, “Rincones de la Memoria es importante porque brinda la oportunidad de conocer el conflicto colombiano desde todas sus posturas y entender a través de diferentes enfoques investigativos como libros, documentales, videos, exposiciones y podcasts diferentes maneras de llegar a todo tipo de público, pero lo más importante es que la comunidad comienza a generar iniciativas en torno al conflicto y la paz por medio de este proyecto”.

 

¿Cómo se desarrolló?

Un aspecto importante para la ejecución del proyecto fue brindar una experiencia más integral con actividades que fomentan la lectura y la consulta de material bibiográfico o audiovisual del CNMH, tanto en su presentación física como en formato digital, misión que tiene como eje central el reconocimiento de las víctimas.

Posteriormente, el proyecto ofreció un acompañamiento especializado de manera presencial y virtual a las cinco bibliotecas municipales, se capacitó a las bibliotecarios y líderes para conocer diferentes rutas de la apropiación social de la memoria histórica e implementación de centros de interés. Así mismo, se creó de manera conjunta, una propuesta para la circulación y promoción de agendas académicas en torno a la memoria histórica.

Finalmente, también se realizó la catalogación de los materiales bibliográficos del CNMH disponibles en cada Rincón de la Memoria cuyo espacio estuvo dotado de televisor, memorias usb, un puff, un estante y unos exhibidores, donados por la USAID.

 

Papel fundamental de alcaldías locales

 Las alcaldías resultaron ser un socio clave e indiscutible para el CNMH dado su apoyo a esta iniciativa, la cual fortalece las capacidades y aporta a la transformación del territorio en cumplimiento de sus Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial. Sus funcionarios ayudaron a cristalizar la actividad, facilitando el acceso  a la comunidad en general  y la divulgación de estos ejercicios de memoria.

Para Ferney Álvarez Ortiz, alcalde de Tarazá, “es importante este proyecto por el valioso conocimiento que contiene y material que nos permite reconocer a todas las víctimas. ¡No podemos olvidarlos! Nos sumamos a rechazar los actos de violencia”.

El alcalde Ferney Álvarez recalcó que se comprometió a impulsar en su gestión la creación de oportunidades para que los jóvenes se superen mediante la educación y valoren el poder de la memoria, para no repetir las mismas tristes historias.

Las administraciones municipales autorizan las intervenciones en las bibliotecas públicas que les corresponden, se encargan de disponer las estipulaciones legales para las dotaciones, garantizan el personal en las bibliotecas y contribuyen a las acciones con las comunidades.

 

Los resultados saltan a la vista:

Entre los impactos logrados por Rincones de la Memoria, están:

  • Acceso a los materiales físicos y digitales del CNMH, desde los espacios bibliotecarios, lo que propende por el desarrollo de acciones de apropiación social de la memoria y por una circulación efectiva de los productos del CNMH en las bibliotecas focalizadas.
  • Participación de 17 personas de los 5 municipios, entre ellos bibliotecarios, líderes comunitarios y docentes, en los procesos de formación sobre apropiación social de la memoria histórica.
  • Una recepción inmediata por parte de las administraciones municipales.
  • Mejoramiento de las infraestructuras de las bibliotecas.
  • Mejora de los recursos tecnológicos y muebles, los cuales fueron dotados por USAID. Además, desde el CNMH se fortalecieron los acervos bibliográficos con dotaciones físicas y digitales.
  • La sensibilización a las instituciones, organizaciones y líderes sobre la importancia de vincular esfuerzos conjuntos para la apropiación social de sus memorias.

“Este Rincón de la Memoria nos enmarca a nosotros los indigenas y a todas las razas en un proceso de resistencia, nos recuerda esos momentos, nos fortalece para seguir con fé luchando para seguir adelante, un rincón en el que cabemos todos” afirma Reiber Mejia Alián, lider juvenil resguardo indigena Puerto Bélgica Las Palmas.  

El proyecto contribuyó a lograr el desarrollo de habilidades que propenden por la paz de los municipios y la no repetición de los hechos violentos.

Ir al contenido