Autor

CNMH

Foto

CNMH

Publicado

17 junio 2022

El arte de los Llanos Orientales colombianos desembarca en Bogotá para narrar su historia en el conflicto

  • La exposición ‘Entretejiendo historia, memoria y cultura’, de la Uniminuto, uno de los proyectos ganadores de la convocatoria del CNMH y Minciencias, llega a la capital del país para exhibir las obras de 17 artistas y narrar los embates que la violencia dejó en esta región. 

Por los ríos de Colombia ha llegado todo. El pan del desayuno, el maíz para la cena, el vestido para la fiesta, el amor.

Por los ríos también entró la violencia. Por sus aguas bajaron cuerpos que llegaron a comunidades que no eran las suyas, pero los acogieron como si siempre hubieran estado allí. Los recibieron, los acompañaron en su último y anónimo trayecto, y muchas veces los sepultaron como suyos. Aun sin nombres, nunca nadie los olvidó.

El recuerdo vívido de los muertos que dejó el conflicto armado y bajaron por los ríos sigue latiendo. Es así en el departamento del Meta, rico en afluentes y cuerpos de agua que, además de ser lugares de encuentro familiar, de paseos de olla y de baños vespertinos, vieron bajar uno y otro cuerpo. Y no los olvidan.

Sobre esa evocación se detienen varias veces algunos de los artistas que exponen en la exhibición ‘Entretejiendo historia, memoria y cultura’, de la Uniminuto, uno de los proyectos ganadores de la convocatoria ‘Hacia una mayor comprensión del conflicto armado’, del Centro Nacional de Memoria Histórica y Minciencias.

Y es que no es casualidad que la obra que ocupa el primer -y destacado- tramo de la exposición -abierta hasta el próximo 25 de junio en el Centro de Cultura, Arte y Tradiciones de la Uniminuto, en Bogotá- sea un río tridimensional con flores carmesí: tan rojas como la sangre de los cuerpos hallados. Un contraste sobrecogedor colgado de hilos que soportan el óleo teñido y sostienen la sensación de la corriente de agua. “Era ver pasar los cadáveres, sin saber de quiénes eran, sin recuperarlos a veces, porque era un riesgo para ellos [los lugareños]. Una situación anónima y dolorosa. Por la técnica, por lo que representa, es un privilegio tener esta obra”, cuenta Margot Acosta Leal, profesora del programa de Literatura, humanidades y lengua castellana de la Uniminuto, en Meta.

Como esta obra, innovadora en cuanto a la plástica -pues el óleo suele usarse en pinturas bidimensionales, y no en 3D-, resulta toda la muestra, curada por los expertos del Centro de Cultura, Arte y Tradiciones de Uniminuto y por el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, y rica en técnicas artísticas. “Queríamos crear una conexión y diálogo entre la academia y la región, especialmente los Llanos, sobre todo porque marcamos una tradición. [Cuenta con] líneas muy amplias, incluyentes, porque lo que buscábamos no era limitar a los artistas, ni limitar las expresiones y experiencias de los mismos”, explica William Perdomo, profesor titular e investigador de la Facultad de Educación de Uniminuto.

De 53 propuestas, finalmente se decantaron por 17 en la curaduría, y que fueron presentadas por primera vez como muestra conjunta el pasado mes de noviembre, en San Martín de los Llanos. “No nos interesaba solo la manifestación o producción artística, sino al experiencia contada o dialogada con los artistas en relación con la obra, por eso hicimos entrevistas en el proceso”, precisa el profesor Perdomo.

Luego de su periplo en casa, la exhibición aterrizó en Bogotá, donde estará disponible hasta el próximo 25 de junio en la sede del Centro de Cultura, Arte y Tradiciones (carrera 76 90-70), y de allí se trasladará el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá (carrera. 74 82A-81), donde podrá ser visitada a partir del 14 de julio.

Ir al contenido