Autor

CNMH

Foto

El camión del Museo de Memoria de Colombia tuvo una de sus paradas en la comuna 10 de Pasto.

Publicado

6 de diciembre 2021

El camión itinerante del Museo de Memoria viajó por Nariño y Putumayo

  • La exposición ‘SaNaciones. Caminos de resistencia’ recorrió seis municipios del suroccidente del país con actividades artísticas, culturales y pedagógicas.
  • Esta muestra itinerante complementa la curaduría virtual que fue concertada con diez pueblos indígenas y se puede visitar en museodememoria.gov.co/sanaciones

Este viernes 3 de diciembre, con un concierto de ritmos tradicionales del Valle del Sibundoy en el parque principal de Colón, Putumayo, terminó el recorrido del camión itinerante del Museo de Memoria de Colombia del Centro Nacional de Memoria Histórica por seis municipios del suroccidente del país. Este viaje, que empezó el 20 de diciembre en la Plaza de Nariño, en Pasto, activó la exposición SaNaciones. Caminos de resistencia a través del diálogo y el arte.

La columna vertebral de esta exposición es la curaduría virtual disponible en www.museodememoria.gov.co. Darío Acevedo, director del Centro Nacional de Memoria Histórica, recordó que “esta exposición se podrá ver en muchas partes del país, en escuelas, en universidades, en otros museos, porque el dispositivo virtual lo favorece, y allí estará reflejada toda esa cosmogonía de las comunidades, que ha sido dañada por el conflicto armado”.

Representantes de distintos pueblos indígenas hicieron parte de la programación artística y cultural de la exposición.

 

Pero además de la virtualidad, como hemos contado, SaNaciones también ocurre en espacios públicos de distintos municipios e incluso llega a los hogares con intervenciones en periódicos y recibos. El camión itinerante del Museo es una estrategia para llevar a varias regiones las reflexiones sobre cómo sanar el daño que ha hecho el conflicto armado, a partir de la curaduría concertada con diez pueblos indígenas. En 2020 estuvimos en el Caribe, y este año llegamos a Nariño (Pasto e Ipiales) y a Putumayo (San Francisco, Sibundoy, Colón y Santiago).

“Esta plataforma es una apuesta por acercar las acciones que adelanta el Museo a víctimas, población vulnerable y público general que, en muchos casos, no se siente convocado a otro tipo de espacios como museos, centros de convenciones o grandes eventos culturales. La unidad móvil nos permite llegar a territorios alejados, en lugar de esperar que nuestros diversos participantes se movilicen hasta donde nosotros estamos”, dijo Diana Marcela García, curadora de la exposición SaNaciones.

Durante dos semanas, un equipo de jóvenes mediadores y mediadoras de la región, junto a miembros del equipo técnico del Museo, acompañaron el recorrido de los visitantes por los cinco ejes de la exposición. Con mapas, líneas de tiempo, tejidos, entre otras herramientas, propusieron reflexiones alrededor de la memoria y la sanación. Además, hubo actividades artísticas y culturales como conciertos, obras de danza y teatro, conversatorios, memoriales, radio en vivo, proyección de películas y talleres, en las que diversas voces aportaron al diálogo.

Una de las mediadoras de la exposición hace un taller con niños y niñas en Ipiales.

 

SaNaciones. Caminos de resistencia es una muestra de cómo el Museo trasciende su dimensión física —el edificio que está en obra en Bogotá y será entregado en 2022— para existir también en los territorios y en la virtualidad, y de cómo los contenidos en sus tres dimensiones deben ser construidos colectivamente con las víctimas y promover la participación de toda la sociedad.

Ir al contenido