La memoria del exilio: entre murmullos y música lejana

Autor

CNMH

Foto

CNMH

Publicado

24 junio 2022

La memoria del exilio: entre murmullos y música lejana

  • El 23 de junio se llevó a cabo un conversatorio, realizado de manera conjunta entre el CNMH y el Ministerio de Relaciones Exteriores, a propósito de la conmemoración del Día Mundial del Refugiado.
  • En este espacio de diálogo participaron dos representantes de víctimas en el exterior ante la Mesa Nacional de Participación Efectiva de Víctimas, el director técnico de Construcción de Memoria Histórica del CNMH, el coordinador de Asistencia a Connacionales en el Exterior y el Escritorio de víctimas en el exterior Cancillería.

La Agenda Exilio del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), junto al Ministerio de Relaciones Exteriores, realizó el conversatorio La memoria del exilio: entre murmullos y música lejana, en el marco de la conmemoración del 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, una fecha designada por las Naciones Unidas para honrar a las personas refugiadas y desplazadas de todo el mundo.

De acuerdo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados - ACNUR, el Día Mundial del Refugiado “es una ocasión para fomentar la comprensión y la empatía hacia las personas refugiadas y desplazadas en consideración de las difíciles circunstancias en las que se encuentran; asimismo, la fecha permite reconocer su capacidad de resiliencia en la reconstrucción de sus vidas”.

Adicionalmente, el objetivo de este evento era visibilizar el rol de los representantes de víctimas en el exterior ante la Mesa Nacional de Participación Efectiva de Víctimas, además de fortalecer la incidencia de las víctimas en el exterior en la política pública con énfasis en los temas relacionados en la construcción de memoria histórica.

El diálogo estuvo a cargo de Milena García y a John Jairo Romero, representantes de víctimas en el exterior ante la Mesa Nacional de Participación Efectiva de Víctimas; Alberto Moreno, director técnico de Construcción de Memoria Histórica del CNMH; el embajador Luis Fernando Cuartas Ayala, coordinador de Asistencia a Connacionales en el Exterior, y de María Mónica López, del Escritorio de Víctimas en el Exterior de la Cancillería.

En su participación, Alberto Moreno destacó la importancia de explorar nuevos formatos para la construcción de memoria histórica, como las obras de teatro que ya están presentes en las iniciativas que construyen en el exilio, ya que “nos permiten navegar en las historias de vida de una forma muy humana, muy cercana, pero también permite que el público nacional y extranjero entienda cómo el conflicto en el país ha causado estos desplazamientos”.

Asimismo, desde la Cancillería, María Mónica López compartió el trabajo realizado con las víctimas en el exterior, indicando que “muchas veces nos encontramos con ejercicios que las mismas víctimas proponen; la expresión artística desde la fotografía y la escritura hacen parte de distintos escenarios desde los cuales se hace la construcción de memoria”.

Frente a este tema, Milena García indicó que las iniciativas que han liderado las organizaciones, sobre todo con víctimas no organizadas, intentan resaltar que no se trata de voces solitarias, sino de historias de vida que se unen desde el dolor, y agregó que “con el destierro también se destierran nuestras memorias y nuestros saberes, nuestros destierros hablan también de la re-existencia de seres humanos como sujetos políticos que luchamos por supervivencia física y cultural”.

Por su parte, John Jairo Romero también resaltó el trabajo que se viene realizando desde Valencia, España, desde donde él se encuentra. Un proceso arduo que permite seguir construyendo desde los territorios. "Memoria es dejar de seguir repitiendo y visibilizando de forma precaria las realidades de nuestro exilio en lugares diferentes al que nos vio nacer. Memoria es conocer y reconocer el papel de las instituciones emergidas en la lucha de las víctimas", destacó.

Este conversatorio acercó a quienes estuvieron presentes “a la comprensión de los retos y oportunidades que tenemos para contribuir a los propósitos de la ley 1448 de 2011”, como lo señaló el embajador Luis Fernando Cuartas.

Ir al contenido