Autor

CNMH

Foto

CNMH

Publicado

17 de septiembre de 2021

‘Radiolecturas para la Paz’: la otra cara del Valle de Guamuez

 

  • Esta iniciativa, apoyada por el Centro Nacional de Memoria Histórica, busca formar promotores de lectura en veredas distantes y barrios periféricos del Valle del Guamuez, en el departamento de Putumayo.
  • En ‘Radiolecturas para la paz’ confluyen el Grupo Amigos de la Biblioteca Luis Carlos Galán, el colectivo social Bibliotecas a la Calle y la Universidad del Quindío junto a líderes, residentes de las veredas El Rosal, El Tigre y El Placer.  

 

En el Valle del Guamuez, Putumayo, se está desarrollando una serie radial sobre la memoria histórica del municipio, que busca contribuir al fortalecimiento del tejido social y hará énfasis en la resiliencia. La iniciativa de memoria histórica Radiolecturas para la Paz: la otra cara del Valle de Guamuez, territorio de paz le da continuidad al proyecto Letras Libres. Libros en tu barrio y en tu vereda, creado e implementado por el Grupo Amigos de la Biblioteca Luis Carlos Galán en 2013. 

Esta iniciativa de memoria histórica tiene como propósito capacitar como promotores de lectura a personas de veredas distantes y de barrios periféricos del municipio Valle del Guamuez y fortalecer sus habilidades en la edición y producción de contenidos radiales. La mayoría de estas personas pertenecen al Grupo Amigos de la Biblioteca Pública Luis Carlos Galán, ubicada en La Hormiga (cabecera municipal), pero el proceso también cuenta con líderes e integrantes de organizaciones sociales del Valle del Guamuez residentes de las veredas El Rosal, El Tigre y El Placer. 

En ese trasegar, y con el interés puesto en que los promotores de lectura también aborden el tema del conflicto armado y reflexionen desde la literatura sobre las maneras como las personas y las colectividades lo han afrontado en su cotidianidad, fue que esta iniciativa solicitó el acompañamiento del Equipo de Apoyo a Iniciativas de Memoria Histórica del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH). La biblioteca resultó seleccionada.

Desde el mes de julio, luego de trazar un plan de trabajo en conjunto, identificar necesidades y  definir el lenguaje expresivo con el que se quería desarrollar un producto de memoria, se han generado espacios para el fortalecimiento de habilidades en promoción de la lectura, la escritura y la oralidad, así como aprendizajes en edición de productos sonoros. 

Estos espacios de formación estuvieron acompañados tanto por el equipo de apoyo a IMH como por aliados identificados en el camino, como el colectivo social Bibliotecas a la Calle y la Universidad del Quindío. 

“Ellos ya tenían un vasto recorrido en la producción radial gracias a su experiencia en el programa El Hormiguero. Sin embargo, deseaban fortalecer esas capacidades y diseñar estrategias de promoción de la lectura, la escritura y la oralidad; por eso definimos rápidamente las temáticas que se debían abordar en los talleres formativos. Hubo una guianza para la elaboración del producto final, pero ellos fueron quienes recolectaron la información y editaron su producto”, recuerda David Ávila, responsable de la iniciativa desde el Equipo de Apoyo a Iniciativas de Memoria Histórica del CNMH.

La serie estará compuesta por cuatro pódcasts en los que se expondrán las diferentes apuestas comunitarias para la construcción de paz adelantadas en diferentes territorios del Valle del Guamuez. De esta forma buscan visibilizar los relatos, saberes y experiencias de la comunidad.

Para Doris Mosquera, una de las líderes de la IMH, el hilo conductor del pódcast recorre los espacios y lugares en donde residen las personas que los realizaron. “Es una memoria narrada no solamente desde el punto de vista de lo trágico de los hechos, sino también una memoria reparadora, de esa memoria que promueve y de esa memoria que motiva”, agrega.

El primer pódcast se centra en El Tigre, lugar que da entrada al municipio del Valle del Guamuez. Los relatos de resistencia y de jóvenes que han desplegado otras iniciativas para conocer la historia y, con ello, darle un nuevo sentido a quienes se quedaron en el territorio para construir paz, son protagonistas en él. 

En el segundo pódcast, el foco es la vereda El Rosal, donde se ubica la Biblioteca Itinerante, y en el que diferentes mujeres han señalado la importancia de las plantas para mantener la salud de las personas de la comunidad y para conectarse con los saberes ancestrales.

La tercera pieza sonora transcurre en la Inspección de Policía de El Placer. Allí está ubicado el Museo de la Memoria Tras las Huellas del Placer, y en él hay un grupo de personas que desean que se conozcan los estragos del conflicto en ese lugar, pero también la alegría y el entusiasmo de sus habitantes.

Finalmente, la serie concluye en la Biblioteca Pública Luis Carlos Galán, espacio donde se gesta esta iniciativa y donde nacen varios procesos culturales y ciudadanos desde la promoción de la lectura y la escritura.

 

Avanzar en medio del covid-19

Si bien la pandemia implicó recurrir a algunas jornadas de manera virtual y, con ello, ser “más creativos”, esto no impidió que el Equipo de IMH interactuara con la comunidad y desarrollara lazos de afecto mediante trabajo virtual y llamadas telefónicas.

“Afortunadamente contamos con computadores y con acompañantes en este proceso, con una calidad humana muy bonita; muy sensibles. Entonces eso facilitó un poco el proceso. Fue una experiencia bonita, enriquecedora en todos los sentidos, puesto que nos fortaleció como grupo y también a título individual. Esperamos poner en práctica lo aprendido en el ejercicio de lo que hacemos”, considera Doris Mosquera.

Para el Grupo Amigos de la Biblioteca Pública Luis Carlos Galán, la construcción de los guiones, el proceso de edición y la posterior recolección de las entrevistas se ha convertido en una oportunidad para visibilizar la voz de los campesinos y otros liderazgos de diferentes tipos. 

Como líder de la iniciativa, Doris Mosquera Pantoja describe este proceso como muy pedagógico. “Quienes hicieron los talleres desde el CNMH, así como desde el colectivo social Bibliotecas a la Calle, procuraron que los temas a tratar fueran sencillos y estuvieran, digamos, bajados al contexto de quienes estaban participando en las actividades. Esas metodologías que se utilizaron en el proceso fueron muy interesantes y se convertirán en herramientas que nos van a poder servir de aquí en adelante”, sostiene.

El lanzamiento de la iniciativa está proyectado para el mes de octubre. Para conocer un poco más sobre ella y el actor que la impulsa, los invitamos a que consulten nuestro Visor de Registro de Iniciativas y acciones de memoria, disponible en http://accioneseiniciativas.centrodememoriahistorica.gov.co/s/inicio/item-set/283

Ir al contenido