• Inicio
  • Mesa Municipal de Víctimas

Etiqueta: Mesa Municipal de Víctimas

Muros que construyen la memoria

Muros que construyen la memoria

Muros que construyen la memoria

Autor

CNMH

Foto

Foto: CNMH

Publicado

18 septiembre 2020


Muros que construyen la memoria

  • Víctimas del conflicto armado en La Apartada, Córdoba, representaron en un mural el desplazamiento forzado que han sufrido por varias generaciones.
  • El CNMH acompaña 28 procesos de fortalecimiento a autoridades territoriales y organizaciones de víctimas en diferentes regiones del país.

Los integrantes de la Mesa Municipal de Víctimas de La Apartada (Córdoba) plasmaron en un mural el desplazamiento forzado y los demás sufrimientos que el conflicto armado les ha causado generación tras generación.

Esta iniciativa surgió en el marco de la asistencia técnica que brinda la Estrategia Nación Territorio del CNMH. Líderes comunitarios participaron en un proceso de fortalecimiento para el diseño, desarrollo y difusión de acciones de memoria histórica.

“Este mural muestra que nosotros, los desplazados, somos en esencia como un río que siempre quiere volver a su cauce, a su lugar de origen”, manifiesta Idalides Marriaga Zenú, líder comunitaria y una de las cuatro integrantes de la Mesa de Víctimas que junto a otros líderes del municipio participaron del proceso de acompañamiento del Centro Nacional de Memoria Histórica, con el objetivo de fortalecer sus capacidades para diseñar, desarrollar y difundir acciones de memoria histórica en el territorio.

Este proceso contó con una primera fase pedagógica, en la cual se realizaron ejercicios de sensibilización a través de cuatro talleres:

  • Recordar nos llena de valor: los conceptos de memoria, historia, memoria colectiva y memoria histórica; así como la dimensión simbólica de la reparación a las víctimas.
  • Navegando el río de nuestros derechos: hitos normativos, memoria histórica e institucionalidad.
  • Hacer memoria desde lo propio: las formas de construcción de memoria más relevantes desde los territorios.
  • Sacándole jugo a la memoria: la construcción colectiva de procesos, las fases de la formulación de proyectos de memoria histórica y las diferentes formas de abordar un proyecto de memoria histórica.

La segunda fase estuvo dedicada a la construcción de una acción de memoria histórica de manera participativa y colectiva, y en ella se definió la realización de un mural como un ejercicio de reparación integral a las víctimas. La tercera fase fue la de implementación, en la cual se construyó el boceto del mural y finalmente se realizó la intervención en un muro de la fachada de la Alcaldía de La Apartada, un municipio que cuenta con una población de con una población de 13.072 habitantes, de los cuales 4185 personas están incluidas en el Registro Único de Víctimas –RUV–. 

El CNMH también acompaña procesos de fortalecimiento a autoridades territoriales y las Mesas Municipales de Víctimas en San José de Uré y Tierralta, en el departamento de Córdoba, así como otras 25 autoridades y organizaciones de víctimas en otras regiones.


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


CNMH, desplazamiento forzado, La Apartada, Memoria, Mesa Municipal de Víctimas, muros

“El maestro es un líder social”: Ménderson Mosquera

“El maestro es un líder social”: Ménderson Mosquera

“El maestro es un líder social”: Ménderson Mosquera

Autor

CNMH

Foto

CNMH

Publicado

15 mayo 2020


“El maestro es un líder social”: Ménderson Mosquera

En este Día del Maestro queremos reconocer las diversas formas de hacer pedagogía de la memoria histórica. En esta entrevista, Ménderson Mosquera, un profesor de Bolombolo, corregimiento de Venecia, Antioquia, nos habla sobre lo que tienen en común los maestros y los líderes sociales, y de cómo ese compromiso con la comunidad evita que los niños, niñas y adolescentes repitan ciclos de violencia.

Si quieren conocer más historias de maestros y maestras que trabajan por la memoria, los invitamos a visitar nuestras redes sociales.

¿Cómo es ser maestro en una región golpeada por el conflicto armado?

“Es tener esperanzas de contribuir en la transformación de la sociedad, donde los niños, niñas y adolescentes fortalezcan su autoestima para en encauzarse en sus proyectos de vida. Es trazarse muchos desafíos como persona, para que, desde el ejemplo, la vocación, el espíritu colaborador y el trabajo comunitario, podamos generar conciencia, construir memoria y fomentar valores ciudadanos.

También es vivir con miedo de que debiliten a la sociedad, apagando la voz del maestro que busca sacar lo mejor de los estudiantes para crear conocimiento desde el contexto y vivir las experiencias”.

¿Cómo se combina el oficio de maestro con el de líder social?

“Desde la experiencia personal, el maestro es un líder social, porque tiene la osadía de traspasar los saberes impartidos en las cuatro paredes del aula a lo externo de la institución educativa. Un maestro líder social asume los problemas de la comunidad como suyos, quiere dejar una huella que permanezca en el tiempo y sea referente para los demás.

El maestro líder social no tiene horario determinado, porque está dispuesto a entregar su esencia para ayudar a resolver los distintos aspectos de la sociedad. Prioriza entre todas sus responsabilidades la solidaridad, servir a los demás desde las orientaciones, charlas, talleres y seminarios para multiplicar el conocimiento, pero aplicándolo constantemente en la defensa de derechos humanos”.

¿Cuáles han sido los mayores obstáculos para ejercer su labor y cómo los ha enfrentado?

“Cuando un maestro pone su profesión al servicio de la comunidad, fomentando que los habitantes del territorio participen en las decisiones administrativas, políticas, económicas, sociales y culturales, lo que genera es que se limite el autoritarismo en lo público, la corrupción y las distintas formas de rayar con los postulados constitucionales y legales de nuestro ordenamiento jurídico.

Es ahí donde ya no se es apetecido para los amigos de lo indebido. Por ejemplo, en la vigencia anterior de la administración municipal de Venecia, en Antioquia, desde la Mesa Municipal de Víctimas, hicimos varias recomendaciones y propuestas para incidir en la política pública de víctimas y la administración brillaba por su ausencia. En 2018, por denunciar acciones criminales de estructuras organizadas que les gusta lo ilícito, recibí varias amenazas contra mi vida”.

¿Por qué es importante que la memoria histórica incluya a niños, niñas y adolescentes?

“Los niños, niñas y adolescentes deben conocer la historia de su país y su territorio, porque con ello se genera conciencia colectiva, se trazan valores y principios en la formación humana para evitar que se encaminen por acciones indebidas. Deben comprender que el conflicto ocasionó que otros niños fueran víctimas de reclutamiento forzado, secuestro, asesinatos, desplazamiento forzado.

Desafortunadamente, en algunos territorios continúan operando grupos o estructuras ilícitas. Pero desde la escuela, las mesas de participación y las organizaciones sociales estamos dispuestos a enseñar la memoria histórica como una herencia de las vivencias de nuestros antepasados y de nosotros mismos para que no se repita la violencia, pero revestidos de la protección del Estado”.

¿Cómo ha sido su trabajo con ellos y ellas desde las prácticas artísticas y culturales?

“La música es una competencia que desarrollé y me ha servido para impartirla a niños, niñas y adolescentes del corregimiento de Bolombolo, Antioquia. Con el grupo de estudiantes montamos varios temas musicales y con ello animamos las actividades culturales de la institución educativa, las fiestas patronales del corregimiento y del municipio, y también nos invitaban a otros municipios.

Este tipo de acciones culturales y artísticas se convirtieron en oportunidades para los estudiantes, porque aumentó la concentración en la academia, la disciplina personal y el interés de proyectarse en ser músicos. Contribuimos a alejarlos de actividades como el consumo, las ofertas inescrupulosas que incitan a la delincuencia o a pertenecer a grupos criminales”.

¿Qué ha aprendido de niños y niñas?

“El aprendizaje para mí es continuo, y de la experiencia con los chicos me quedaron varias cosas. Primero, que el maestro debe dejar huellas transformadoras en los estudiantes que le asignan. Segundo, que el maestro, como líder social, debe entregar lo mejor de sí y sacar lo mejor de sus estudiantes. Tercero, que prima el servicio a la comunidad.

La experiencia más significativa para el maestro líder es vivir cada instante contribuyendo en la construcción del tejido social; esto es, aprender y enseñar a vivir juntos desde nuestras diferencias, haciendo memoria de la enseñanza que nos dejó la historia”.


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


Bolombolo, Día del Maestro, lider social, maestro líder, Ménderson Mosquera, Mesa Municipal de Víctimas

Ir al contenido