Categoría: sin categoria

San Francisco inaugura su mural ‘Antes, durante y después de la guerra’, un sueño hecho realidad

San Francisco inaugura su mural ‘Antes, durante y después de la guerra’, un sueño hecho realidad

Autor

CNMH

Foto

CNMH

Publicado

3 de diciembre 2021


San Francisco inaugura su mural ‘Antes, durante y después de la guerra’, un sueño hecho realidad

  • Este sábado 4 de diciembre será el lanzamiento de esta iniciativa de memoria impulsada por la Mesa de Víctimas del municipio de San Francisco (Antioquia) con el apoyo de la Fundación Pintuco, Fundación Unidas, la Alcaldía de San Francisco y el Centro Nacional de Memoria Histórica.
  • El mural plasma las afectaciones generadas por el conflicto armado y los procesos de resistencia y de reconstrucción del tejido social del municipio.
  • Durante la jornada no solo se hará un recorrido por el mural, sino que también habrá un acto conmemorativo para recordar a todas las personas que han sido afectadas por el conflicto armado.

Desde 2016 la comunidad de San Francisco ha buscado visibilizar, a través del muralismo, los embates de la confrontación armada en el territorio, pero también su resiliencia y su capacidad como territorio que construye paz. Hoy este sueño se hará realidad.

Este sábado 4 de diciembre, a partir de las 4 p.m., el municipio de San Francisco vivirá la inauguración de su mural ‘Antes, durante y después de la guerra’, producto de una iniciativa de memoria histórica impulsada por la Mesa de Víctimas del municipio con el apoyo de la Fundación Pintuco, Fundación Unidas, la Alcaldía de San Francisco y el Centro Nacional de Memoria Histórica. El parque central de este municipio antioqueño, que acoge la gran obra, será el epicentro del acto inaugural y una conmemoración que girará en torno a las víctimas del conflicto armado.

El origen del mural

Todo comenzó hace cinco años, cuando la Estrategia de Reparaciones de la Dirección para la Construcción de la Memoria Histórica del Centro Nacional de Memoria Histórica -CNMH- construyó y ejecutó un plan de trabajo con el Comité de Impulso del Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC) del municipio de San Francisco.

El producto de ese trabajo fue una ficha de proyecto del ‘Mural en alto relieve del antes, el durante y el después de la guerra’. Esta se construyó en talleres colectivos con las víctimas del municipio y con la asesoría de un artista regional. El proyecto se interrumpió, pero la esperanza de materializarlo siempre estuvo latente.

Fue en 2020 que el CNMH retomó el proyecto de hacer realidad este mural. Mediante la Estrategia de Iniciativas de Memoria Histórica se inició un trabajo de mediación y concertación técnica con la comunidad para la ejecución del mismo, ya que la primera propuesta sobrepasaba económicamente el desarrollo del proyecto. Allí se buscó viabilizar la idea inicial y darle vida a través de nuevos materiales e ilustraciones, pero conservando el mensaje y los elementos gráficos iniciales que componían la propuesta del mural creado colectivamente en el 2016. 

Gracias al trabajo articulado con la Alcaldía local se pudo concertar con la Mesa de Víctimas un nuevo lugar para su elaboración, integrándose el mural al proyecto ‘San Francisco, Jardín de Vida’.  A este gran sueño se sumaron las donaciones de pintura de la Fundación Pintuco y el apoyo logístico, psicosocial y artístico de la Fundación Unidas.

El proceso de creación

Este proceso de creación y elaboración del mural también incluyó talleres de iniciación a la mediación y espacios de planeación conjunta para la campaña de expectativa con la comunidad. A través de estos espacios y del mural mismo, artistas, líderes y habitantes quisieron retratar sus recuerdos del territorio -desde la época de los indígenas y la colonización-, pasando por el conflicto armado y llegando hasta el presente. Esto, con el fin de mostrar ese carácter resiliente y resistente del municipio, el cual a pesar de su corta edad y las adversidades que ha sufrido a raíz de la guerra ha salido adelante y ahora se proyecta como un espacio para la tranquilidad, las oportunidades y el progreso.

El próximo 4 de diciembre entonces, se dará cumplimiento a un proyecto, hijo del Plan de Reparación Colectiva de este municipio, y se dará un paso más a la reparación simbólica de esta comunidad que busca proyectar su futuro hacia la resiliencia, el turismo y el amor por su territorio.


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


Minga Muralista

“Toribío no es como lo pintan, sino como lo pintamos”: Así fue la V Minga de Muralismo Comunitario ‘Los colores de la memoria y la resistencia’

Autor

CNMH

Foto

CNMH

Publicado

2 de diciembre 2021


“Toribío no es como lo pintan, sino como lo pintamos”: Así fue la V Minga de Muralismo Comunitario ‘Los colores de la memoria y la resistencia’

  • Artistas nasa y colectivos artísticos de diferentes partes del país participaron de la V Minga de Muralismo Comunitario “Los colores de la memoria y la resistencia”, la cual se realizó en los Resguardos de Tacueyó, San Francisco y Toribío en el norte del Cauca.
  • Del 27 de octubre hasta el 2 de noviembre, los artistas, profesores, autoridades tradicionales, estudiantes y padres de familia se encontraron en distintas escuelas del municipio para escoger qué elementos debían hacer parte de los bocetos finales de los murales y posteriormente pintarlos.
  • La flora y fauna de la región; escenarios, simbologías, objetos y lugares de encuentro sagrados; frases en la lengua materna Nasa Yuwe, y el rostro de autoridades o líderes del Pueblo Nasa se destacaron en estos espacios.

Con éxito culminó la V Minga de Muralismo Comunitario ‘Los colores de la memoria y la resistencia’, la cual organizó el Centro de Educación Capacitación e Investigación para el Desarrollo Integral de la Comunidad –CECIDIC, y fue acompañada por el Equipo de Apoyo a Iniciativas de Memoria Histórica del Centro Nacional de Memoria Histórica, y hace parte de la agenda del XII Encuentro Sociocultural Nasa Pal Álvaro Ulcué Chocué.

Ulcué fue un reconocido sacerdote e indígena Nasa que promovió la unidad de los tres resguardos de esta región, en el pasado divididos por los partidos políticos. El padre, además, fue responsable de que se avanzara en la recuperación de las tierras y autonomía del pueblo Nasa.

Artistas locales y nacionales, profesores, autoridades tradicionales, estudiantes y padres de familia se encontraron en distintas escuelas del municipio de Toribío, en el Cauca, para escoger qué elementos debían hacer parte de los bocetos definitivos de los murales de la Minga de este año y posteriormente realizarlos.

Esa construcción conjunta es lo que le da un carácter único a la Minga; así lo creen quienes han estado detrás de su organización. “La Minga debería continuar con ese enfoque comunitario, pues no tendría sentido que venga un artista externo o un artista local que pinte la idea de una sola persona en un muro y que la comunidad, que es la que se queda con este, no sepa qué significa ni se vea reflejada ahí. También a través de esos espacios los niños van despertando esos dones artísticos en relación a la pintura y también a la música, porque ellos tocan la flauta mientras que están pintando”, sostiene Lorena Taquinas, coordinadora de la V Minga Muralista Comunitaria.

Los muralistas propusieron talleres artísticos para que la comunidad se involucrara en el trabajo de los murales, no solo en la parte técnica, sino también en las ideas que se necesitaban plasmar. Así mismo, la Minga facilitó que a través de unas “conversas” en las que participan Mayores y Mayoras se recordara a líderes, y se hiciera memoria sobre aspectos políticos y organizativos del pueblo Nasa.

El legado del “’Padre Álvaro” como la lucha de los “Kiwe Thegnas” (Guardia Indígena) fueron algunas de las temáticas que se quisieron destacar en 25 los murales que se pintaron en colegios como La Escuela Vereda López, el Centro Educativo el Trapiche, la Institución Educativa La Playa, la Institución La Tolda, la Institución Educativa Natalá, la Institución Educativa Quintín Lame, el Centro Educativo La Palma, entre otros.

“Estoy muy emocionado de ver cómo el Pueblo Nasa está haciendo diferentes esfuerzos por garantizar que su cosmovisión de mundo perviva. Apoyar esta iniciativa de memoria nos acerca en el cumplimiento del deber de memoria que tenemos con todas las personas, organizaciones o comunidades que han padecido el conflicto”, aseguró Rubén Darío Acevedo, director del CNMH y quien tuvo la oportunidad de acompañar la jornada en Tacueyó.

Así mismo, para los docentes de los colegios, “corazón” además de esta V Minga, los murales se convertirán en potentes herramientas para recordar aquellos elementos principales de la cultura nasa y que se deben apropiar más por las nuevas generaciones.

“Los abuelos ya lo saben, los adultos también, pero con los jóvenes estamos buscando que no se pierdan esos legados a través de unas estrategias artísticas, culturales. Allí transmitimos, memoria, esas luchas que hemos tenido, esa sabiduría y esa memoria histórica”, agrega Taquinas.

A su vez, durante la Minga se promovió la realización de otros espacios encaminados a garantizar que no solo se produjera “Minga adentro”, sino también una “Minga para afuera”. La intención: demostrar que “Toribío no es como lo pintan, sino como lo pintamos”.

Para Breiner Yule, profesor de CECIDIC que ha estado detrás de las Mingas de Muralismo Comunitario desde su primera versión, el muralismo les ha permitido “mostrar nuestra identidad a través de la pintura, marcar el territorio, expresar nuestras simbologías, nuestros sentires, nuestra espiritualidad y nuestro proceso político porque desafortunadamente por el conflicto armado que ha vivido el país y directamente el municipio de Toribío nos conocen por imágenes de guerra que pasan diferentes medios de comunicación, pero no por el proceso que llevábamos como pueblos indígenas en resistencia”.

Entre las actividades que se desarrollaron durante los días de Minga estuvo la conversación alrededor de la Tulpa y en la que se buscó conocer la experiencia particular de cada artista o colectivo, con las diferentes comunidades que los recibieron; la participación en el Cxapucx, uno de los rituales principales del Pueblo Nasa y un recorrido en bus escalera para que todos los artistas pudieran conocer cómo quedaron los murales de sus colegas.

El 2 de noviembre se realizó el acto de cierre de la V Minga de Muralismo Comunitario y con este ya piensa en la organización de la versión del 2022 ¡Queda la sensación de que otros miles de murales nacerán!


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


líderes y lideresas se dieron cita en la reunión de seguimiento a la Política Pública de Archivos de Derechos Humanos

40 líderes y lideresas se dieron cita en la reunión de seguimiento a la política pública de Archivos de los DDHH, Protocolo de Gestión Documental y READH

Autor

CNMH

Foto

CNMH

Publicado

30 de noviembre 2021


40 líderes y lideresas se dieron cita en la reunión de seguimiento a la política pública de Archivos de los DDHH, Protocolo de Gestión Documental y READH

  • Líderes y lideresas de diversas regiones del país hablaron de sus experiencias, expectativas y avances tras las labores realizadas con la DADH durante el 2021.
  • Videos, infografías, referencias normativas, referencias internacionales y publicaciones orientadas a la generación de buenas prácticas en materia de archivos, están disponibles en la caja de herramientas. Accede a todos estos contenidos en: https://bit.ly/3wGsqEc
  • Más 13.500 libros de la Biblioteca Especializada, 226 investigaciones y 1.800.000 archivos en formatos de texto, fotografía, sonoro y audiovisual, están al servicio en nuestro Archivo Virtual de los Derechos Humanos. Accede a través de archivodelosddhh.gov.co o descargando la DADHAPP en https://n9.cl/7738

El pasado 24 de noviembre en el marco de la Semana por la Memoria, la Dirección de Archivo de los Derechos Humanos (DADH) del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) renovó y afianzó su compromiso con la recuperación, protección, conformación, acceso y uso de los archivos del conflicto armado interno en Colombia, especialmente con quienes han padecido de manera directa sus consecuencias. Para esto convocó a la reunión de seguimiento a la Política Pública de Archivos de Derechos Humanos, Protocolo de Gestión Documental y Registro Especial de Archivos, a líderes y lideresas de diversas regiones del país, representantes de organizaciones sociales y de víctimas, quienes hablaron de sus experiencias, expectativas y avances tras las labores realizadas con la DADH durante el presente año.

El evento, que tuvo momentos muy emotivos, también permitió un reconocimiento mutuo del incansable trabajo que líderes y lideresas realizan desde cada una de sus organizaciones, así mismo reconocer la importancia de espacios como las Jornadas de Formación Virtual y el III Seminario de Archivos, Derechos Humanos, Memoria Histórica y Transparencia, en donde han accedido a conocimientos que les permiten tener una mejor gestión de sus archivos. 

Esta es una manera de reconocer y agradecer a las víctimas del conflicto armado sus grandes esfuerzos por el conocimiento de la verdad, el logro de la paz y la reconciliación en Colombia a través de un ejercicio de transparencia en el que se presentaron los logros del trabajo que se ha  desarrollado conjuntamente y al tiempo se trazaron algunas líneas de trabajo que dan continuidad para el 2022.


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


“Relatos de Resistencia”: la necesidad de mostrar la resiliencia de un pueblo

Autor

CNMH

Foto

CNMH

Publicado

26 de noviembre 2021


“Relatos de Resistencia”: la necesidad de mostrar la resiliencia de un pueblo

El Colectivo de Comunicaciones “Los Sonidos de la Chuana” lanzó el corto-documental Relatos de Resistencia en los Montes de María, una iniciativa de memoria que acompañó la Estrategia de Iniciativas de Memoria del Centro Nacional de Memoria Histórica.

Mediante el conversatorio desarrollado en el Auditorio Teresa Borda del Museo Nacional de Bogotá, los asistentes conocieron sobre cómo fue el proceso de construcción de la pieza audiovisual y sobre las estrategias que desarrollaron los habitantes del municipio de Ovejas, Sucre, para convivir tanto con las heridas del conflicto armado como con escenarios de desigualdad social.

El conversatorio hizo parte de la programación oficial de la Semana por la Memoria del CNMH, la cual concluye este viernes.

El pasado martes, el Colectivo de Comunicaciones “Los Sonidos de la Chuana” presentó el corto-documental “Relatos de Resistencia en los Montes de María”, pieza audiovisual que construyeron durante el año 2020 junto al acompañamiento del CNMH. 

Y es que de años atrás, Megan y Beronica Peluffo, Natalia Oviedo y Sofía Meriño -todas jóvenes de Ovejas, Sucre-, venían pensando en cómo contrarrestar la revictimización que producían académicos y medios de comunicación, cuando interactuaban con las personas de la región que habían padecido el conflicto armado.

“Desde antes de la posibilidad del documental, ya lo pensábamos. Siempre era lo mismo, venían como con un mensaje de –ay pobrecitos-, como a llamar lástima y la verdad es que mucha gente ha logrado sanar y salir adelante”, recalcó Natalia.

“Relatos de Resistencia en los Montes de María” se convirtió entonces en una manera de materializar la oportunidad de posicionar otros mensajes e historias. El proyecto fue diferenciador desde un inicio, quienes lo lideraban eran personas que realmente conocían el territorio y la fortaleza que han tenido sus habitantes.

“Nosotras no somos ajenas a lo que pasa en la región, la gente nos reconocía y ya sabíamos a quiénes podíamos entrevistar para el corto-documental”, agregó Natalia Oviedo, integrante del Colectivo.

Con la premier del corto y el conversatorio, los espectadores evidenciaron las estrategias que han puesto en práctica los pobladores del corregimiento para reconstruir el tejido social, y conocieron la importancia de la melicultura como actividad económica que ha posicionado positivamente no solo al corregimiento de Chengue, sino también al municipio de Ovejas, Sucre.

Durante el evento, en el cual se destacó también la participación del juglar de la hacienda La Europa, Andrés Narváez y de Lukas Rodríguez, investigador de la Dirección de Acuerdos de la Verdad del CNMH, se enfatizó en la premisa de los Montes de María como una región en la que la memoria ha estado ligada a la resistencia y esta a su vez a la música.

Así mismo, Julián Villegas, realizador audiovisual e integrante de la Estrategia de Iniciativas del CNMH, como las integrantes del Colectivo Los Sonidos de la Chuana, explicaron las metodologías que utilizaron para producir “Relatos de Resistencia”. La pieza que hoy es una realidad se enfrentó a diferentes contratiempos, la mayoría relacionados con la coyuntura del COVID-19.

“Hubo retrasos, pero siempre tuvimos acompañamiento técnico por parte del CNMH, en especial de Julián Villegas con quien nos reuníamos virtualmente una vez por semana. Pusimos mucha constancia y amor en cada una de las dinámicas del acompañamiento y él finalmente pudo venir a acompañarnos a las jornadas de grabación. Hoy estamos aquí llenos de felicidad con un producto maravilloso”, manifestó Sofía Meriño, integrante del colectivo.

Sobre el final de la jornada, los asistentes tuvieron espacio para plantear preguntas y disfrutar de la música del juglar Andrés Narváez acompañado por la agrupación Totumo Seco. 

Para visualizar el corto-documental haga clic aquí: https://youtu.be/GKElGmOgf3U


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


Lanzamiento del libro “Reflexiones y experiencias en torno a la pedagogía de la memoria histórica del conflicto armado colombiano”

El CNMH lanza el libro “Reflexiones y experiencias en torno a la pedagogía de la memoria histórica del conflicto armado colombiano”

Autor

CNMH.

Foto

CNMH

Publicado

23 de noviembre 2021


Lanzamiento del libro “Reflexiones y experiencias en torno a la pedagogía de la memoria histórica del conflicto armado colombiano”

  • “Experiencias de apropiación social de la memoria histórica”, “Pedagogías de la memoria desde la interinstitucionalidad”, “Diálogo de experiencias: Creando memoria” fueron los temas de este lanzamiento.
  • El Libro fue lanzado el 13 de noviembre en Riohacha, La Guajira.

El Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), a través de la Estrategia de Pedagogía de la Memoria, llevó a cabo este sábado 13 de noviembre en la ciudad de Riohacha, La Guajira, el lanzamiento del libro “Reflexiones y experiencia en torno a la pedagogía de la memoria del conflicto armado colombiano”.

El libro es una colección de ensayos que nació de una convocatoria abierta en la que docentes de distintas partes del país participaron con la sistematización escrita de sus experiencias, reflexiones y retos relacionados con la apropiación social de la memoria histórica. En este sentido, el compilado propicia el reconocimiento de formas y métodos de abordar y de llevar la enseñanza de los hechos violentos que han ocurrido en el territorio nacional a todo tipo de público, en miras a una pedagogía para la No repetición del conflicto armado.

La presentación del evento estuvo a cargo del Director del Centro Nacional de Memoria Histórica Darío Acevedo y Sayra Benítez Asesora de Dirección con funciones de Pedagogía de la Memoria. Contamos con la  participación de la Universidad de la Guajira, el Sistema de Bibliotecas de Comfenalco, el Colegio Nicolás Esguerra, la Universidad Distrital, la Fundación Escuelas de Paz, la Comisión de la Verdad, el Ministerio de Educación Nacional,  la Junta de mayores palabreros, el Club de lectura de Maicao y  el Taller literario Barbas de Maíz Colectivo artístico.

 


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


Relatos de Resistencia

El estreno de Relatos de Resistencia en los Montes de María abre la Semana por la Memoria

Autor

CNMH.

Foto

CNMH

Publicado

20 de noviembre 2021


El estreno de Relatos de Resistencia en los Montes de María abre la Semana por la Memoria

  • El lunes 22 de noviembre, a partir de las 4 p.m., las reflexiones de algunos de los integrantes del Colectivo de Comunicaciones Los Sonidos de la Chuana, de Ovejas, Sucre, serán escuchadas en el conversatorio y estreno de la pieza audiovisual, en el Museo Nacional de Colombia.
  • El corto documental lo construyeron en 2020 y visibiliza a este territorio del Caribe colombiano desde la mirada de sus jóvenes y la de los sobrevivientes a los años difíciles del conflicto armado.
  • Las participantes contaron con un acompañamiento de carácter técnico por parte del CNMH, pero fueron ellas, a través de metodologías de construcción participativa, quienes formularon las memorias, las formas y estrategias narrativas que componen el audiovisual.

Este lunes 22 de noviembre, en el Auditorio Teresa Cuervo Borda del Museo Nacional de Bogotá, los asistentes podrán asistir no solo al acto inaugural de la Semana por la Memoria, que lidera el Centro Nacional de Memoria Histórica -CNMH-, sino que vivirán el estreno de Relatos de Resistencia en los Montes de María, una iniciativa de memoria que acompaña –desde el 2020- la entidad.

La iniciativa fue impulsada por cuatro jóvenes del municipio de Ovejas, Sucre, que están organizadas en el Colectivo de Comunicaciones Los Sonidos de la Chuana, y que decidieron desarrollar un corto documental que contribuya a que su territorio ya no sea reconocido exclusivamente por los hechos victimizantes que sufrieron en el marco del conflicto armado. 

Las personas seleccionadas y entrevistadas por las jóvenes que impulsan esta iniciativa de memoria ejercen distintos oficios y roles en la comunidad, pero todas han resistido y contribuido a la reconstrucción del territorio desde sus saberes y áreas de experticia.

Y es que si bien en esta población de los Montes de María se registran 48.832 víctimas del conflicto armado (según el Registro Único de Víctimas), y con ello se recuerdan episodios que dejaron heridas abiertas como la del 17 de enero de 2001 -fecha en la que 30 personas fueron asesinadas a manos del Bloque Héroes de los Montes de María-, los años han traído consigo numerosas estrategias de personas que desde el territorio desean que las memorias de sus prácticas de resistencia no queden en el olvido.

Emprender en colectivo en torno a la miel como producto que posiciona positivamente a Chengue, recordar desde el amor y preservar los legados de quienes fueron fundamentales para la construcción del tejido social de la comunidad, son solo algunos de los mensajes que podrán escuchar quienes participen del estreno y conversatorio en torno a esta iniciativa de memoria.

Relatos de Resistencia en los Montes de María es un ejercicio líder en el país de trabajo colectivo y autónomo de la ciudadanía, las víctimas, las organizaciones de víctimas u organizaciones sociales que buscan reconstruir y representar sus memorias alrededor del conflicto armado con un sentido dignificante para la construcción de paz desde los territorios y en la búsqueda de la no repetición.

El documental ya está disponible en el canal de Youtube del CNMH para que todos los colombianos y colombianas conozcan la historia de los Montes de María desde la voz de sus habitantes, que va mucho más allá de su dolor.



acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


Representación teatral

Las niñas, los niños y los adolescentes comparten sus sueños e invitan a hacerlos realidad en un especial digital del CNMH

Autor

CNMH.

Foto

Ilustración actuación

Publicado

20 de noviembre 2021


Las niñas, los niños y los adolescentes comparten sus sueños e invitan a hacerlos realidad en un especial digital del CNMH

  • El enfoque diferencial de Niños, Niñas y Adolescentes del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) presenta este sábado 20 de noviembre, en el marco de la celebración del Día Universal del Niño, el especial digital ‘Las niñas, los niños y adolescentes construyen memoria histórica’
  • En esta plataforma se podrán escuchar las voces de chicos y chicas que viven en territorios cruzados por el conflicto armado en el país y que nos han compartido sus vivencias y sus deseos.

Los sueños de los niños, niñas y adolescentes que viven en territorios cruzados por el conflicto armado han sido truncados muchas veces. A pesar de esto, ellas y ellos siguen soñando, comparten esos anhelos y nos invitan a acompañarlos para que se hagan realidad. Por eso, el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) presenta este sábado 20 de noviembre, durante la celebración del Día Universal del Niño, el especial digital ‘Las niñas, los niños y adolescentes construyen memoria histórica’, que recoge las enseñanzas que nos han dado acerca de cómo reconstruir la memoria en el país a partir de sus voces, pero también los deseos que quieren hacer realidad.

Y es que las niñas y los niños son fundamentales para reconstruir la memoria histórica de lo que ha sucedido en el país en el marco del conflicto armado. Diversas formas de violencia han impactado sus vidas, sus cuerpos y sus emociones. Son muchas las enseñanzas que nos han dejado en los encuentros de memoria. Este especial digital da a conocer estos aprendizajes sobre los lenguajes, las emociones, las afectaciones y los sueños. Este recurso, desarrollado por el enfoque diferencial de Niños, Niñas y Adolescentes del CNMH, se puede encontrar en el enlace http://micrositios.centrodememoriahistorica.gov.co/especialninosyninas

El 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño y se conmemoran los aniversarios de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos del Niño, en 1959, y la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño, en 1989, que Colombia ratificó por medio de la Ley 12 de 1991.

“Muchos niños y niñas en nuestro país crecen en medio de las violencias del conflicto armado. Cuentan lo que han vivido en medio de un enfrentamiento o el dolor del desplazamiento forzado”, sostiene el director del CNMH, Darío Acevedo Carmona. Y es que las y los más pequeños también se enfrentan a tener que ser parte del conflicto como consecuencia del reclutamiento ilícito y la utilización por parte de los actores armados. “Nos han compartido en los encuentros de memoria cómo muchos de sus hermanos, hermanas, amigos y amigas han sido obligados a ponerse botas en los pies, cargar maletas pesadas y armas de metal”,  explica la coordinadora del Enfoque diferencial de niños, niñas y adolescentes del CNMH, Sara Márquez Ramírez.

Pero también los niños, las niñas y adolescentes de los territorios que han vivido el conflicto armado, nos han mostrado que son capaces de hacer que los sueños renazcan. Nos han enseñado que tanto dolor que genera el conflicto armado puede transformarse. Ellas y ellos han encontrado caminos para decirle no a la violencia y continuar tejiendo historias de paz. Nos han compartido cómo, a través de diferentes lenguajes artísticos, como el dibujo, la expresión corporal, la música, el baile, la escritura, entre otros, exploran sus memorias y sus anhelos de paz. “Para las niñas y los niños, la palabra debe ir acompañada del juego, de dibujos, bailes, canciones, entre otras posibilidades que nos muestran que el cuerpo cuenta con muchas herramientas para contar historias”, agrega Márquez. En estos lenguajes expresivos, que cambian la narrativa del dolor y la guerra, reside la grandeza de chicos y chicas.


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


Mural de la iniciativa de memoria histórica “Para que no me olviden

Cinco relatos sobre la violencia contra los jóvenes

Autor

CNMH.

Foto

Mural de la iniciativa de memoria histórica “Para que no me olviden: la violencia me mató, pero la escritura me mantiene vivo” realizado en el Instituto Educativo 20 de Julio en El Bagre, Antioquia.

Publicado

18 de noviembre 2021


Cinco relatos sobre la violencia contra los jóvenes

“Para que no me olviden: la violencia me mató, pero la escritura me mantiene vivo”, es un libro que cuenta la vida de jóvenes asesinados en el marco del conflicto armado en El Bagre, Antioquia, y que pertenecían a la Institución Educativa 20 de julio, proyecto que hace parte del acompañamiento a iniciativas de memoria realizado por el CNMH.

El Bagre (Antioquia), falso paraíso minero, infierno armado. La contradictoria ecuación que detiene en el tiempo, a causa del conflicto armado, a este municipio anclado en la subregión del Bajo Cauca Antioqueño.

En las calles de su casco urbano (con vista al río Nechí, palabra que significa Oro Natural), el arrebato de las motos aparece primero como una tormenta áspera de sonidos y congestión vehicular que inunda el ambiente; en ellas, hombres y mujeres salen en busca de espacio en un poblado que no pasa los 40 mil habitantes. Para el peregrino que llega, el municipio aparece en medio de una espesa vegetación y la separación de un río oscuro, entre amarillo y café ocre, quizás, a causa de la actividad minera que se desarrolla en la región.

El Bagre, que debe su nombre a ese pez rayado y con bigotes parecidos a los de un gato, es el fortín de docentes, líderes sociales y defensores de derechos humanos cuyos procesos organizativos y de memoria son el escudo utilizado para combatir la violencia, la apatía y la indiferencia que muchos han sembrado en las regiones de Colombia, y que El Bagre no es ajeno a ella.

Para nadie es un secreto que es muy peligroso en estos días ser un líder social en el país. Según datos suministrados en octubre de 2021 por Indepaz, desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016 entre el Gobierno y la antigua guerrilla de las Farc, han sido asesinados 1.260 líderes sociales. Un dato que para muchos se ha vuelto un adorno más en las estadísticas, pero que, aunque no se note, es el espejo del horror de la guerra en Colombia que se encarniza sin medida contra la población civil.

 

Camiseta realizada por la iniciativa de memoria histórica “Para que no me olviden: la violencia me mató, pero la escritura me mantiene vivo” realizado en el Instituto Educativo 20 de Julio en El Bagre, Antioquia.


“No podemos seguir diciendo que por algo lo mataron, no podemos seguir justificando la muerte”, dice Sandra Colón desde el fondo de su corazón, que se ve reflejado en el brillo de sus ojos negros y redondos.  Sandra es docente del Instituto Educativo 20 de Julio en El Bagre, y promueve la iniciativa de memoria histórica “Para que no me olviden: la violencia me mató, pero la escritura me mantiene vivo”.

Este proyecto, que se vincula como parte del Servicio Social Estudiantil de la institución, recopila los relatos de vida de jóvenes que han sido víctimas directas del conflicto armado y que tenían un vínculo como estudiantes y egresados de este establecimiento educativo. El pasado 3 de noviembre se presentó el libro que se divide en dos secciones: la primera, que explica el proceso pedagógico que utilizaron para la construcción de los perfiles, y la segunda, donde se narran las vidas de cinco compañeros de la institución que fueron asesinados.

“El flagelo de la violencia -explica Sandra en el libro- ha sido una constante en nuestro territorio y comenzó a golpearnos de frente, especialmente en contra de la vida de nuestros estudiantes. El dolor nos removió como comunidad académica y nos motivó a plasmar nuestras emociones y sentimientos en el proyecto”.  

Sandra Colón, docente del Instituto Educativo 20 de Julio en El Bagre, y líder de la iniciativa de memoria histórica “Para que no me olviden: la violencia me mató, pero la escritura me mantiene vivo”. 


Es miércoles por la mañana y los más de 30 grados que afloran en el auditorio no son impedimento para que las 50 personas (que por razones de bioseguridad se les permitió el ingreso) asistentes al lanzamiento se conmuevan con cada acto que se preparó para la presentación del libro. Sandra, quien también auspició como maestra de ceremonias, tiene la personalidad de una mujer guerrera que se ha fortalecido a pesar de las duras batallas en su vida, va explicando paso a paso cómo surgió este proceso y la importancia que tiene para la institución, el municipio y el país. “De esta forma rendimos un homenaje a las víctimas”, explica Sandra.

No olvidar, como reclamo recurrente en muchas de las demandas y exigencias realizadas por gran parte de las víctimas, las organizaciones de víctimas y la sociedad civil, es el eco constante que se escucha en los eventos de memoria del país. Y durante años la población del Bajo Cauca Antioqueño se ha visto afectada de manera dramática a lo largo del conflicto social y político en la región.

El libro “Para que no me olviden: la violencia me mató, pero la escritura me mantiene vivo” explica que estos territorios se han aprovechado “por grupos al margen de la ley para el ejercicio de diversas actividades como la minería ilegal, los cultivos ilícitos y el narcotráfico, sirviendo como corredor de movilización desde el Catatumbo, Norte de Santander hasta el Urabá Antioqueño (Rutas del Conflicto, 2021, enero). Esto ha desencadenado hechos victimizantes como el desplazamiento forzado, homicidios selectivos, desapariciones forzadas, despojo de tierras, amenazas, violencia sexual y masacres, realizados por parte de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), el ELN y el Bloque Virgilio Peralta Arenas, quienes se disputan el control territorial en la actualidad (Defensoría del Pueblo, 2020)”.

El resultado nefasto a raíz de este cóctel de intimidaciones y muerte tiene que ver, sobre todo, con la exposición constante de hechos violentos contra la población de niños, niñas y adolescentes. Según la Unidad Administrativa Especial para las Víctimas del Conflicto Armado, dato también descrito en el libro, dice que en el Registro Único de Víctimas (RUV), 1.353 personas están reconocidas como víctimas de homicidio en El Bagre. De esta cifra, 32 hombres y 41 mujeres tenían entre 0 y 17 años al momento de sufrir este hecho victimizante. Y que informes del Observatorio de Memoria y Conflicto (OMC), muestran que entre 1985 y 2014 se han identificado 36 casos de violencia sexual en el municipio. 

 

Asistentes en el auditorio del Instituto Educativo 20 de Julio en El Bagre, presentes en el lanzamiento de “Para que no me olviden: la violencia me mató, pero la escritura me mantiene vivo”.


Es así como este libro se convierte en un portavoz contra la violencia en el marco del conflicto armado que han vivido los alumnos y exalumnos del Instituto Educativo 20 de Julio en El Bagre. En palabras de Osvaldo Miguel Madera García, rector de la institución, es “un proyecto que le quiere gritar a toda Colombia que el dolor de nuestros congéneres no nos es indiferente, que nos afecta nuestra dimensión humana. De que queremos sensibilizar a la ciudadanía de este flagelo, que necesitamos que los gobiernos busquen caminos que permitan eliminar y superar las causas estructurales de la violación de los derechos humanos y del DIH, donde se prevean estas violaciones y se evite el riesgo para nuestros jóvenes, y evitar el dolor para nuestra comunidad”.

 

Osvaldo Miguel Madera García, rector del Instituto Educativo 20 de Julio en El Bagre.


Si bien El Bagre descubrió el oro y la violencia, también es el escenario de la cultura y la pujanza de un pueblo que desea vivir en paz. Espacios de baile, canto y teatro se ven en sus calles promovidos desde festivales y encuentros sociales. Como parte del acto de lanzamiento los estudiantes que hicieron este ejercicio de memoria simbólica, presentaron una performance para expresar su rechazo hacia la violencia que los rodea. De igual manera varios de sus pensamientos quedaron plasmados en el libro, como el de Alex Stiven Basilio Fuertes, quien dice que “es importante que podamos comprender la gravedad de la violencia, y usar nuestro arte para expresarnos, oponernos a la violencia y así ser esa luz al final del túnel”.

Les invitamos a descargar el libro y conocer más sobre las iniciativas de memoria acompañadas por el Centro Nacional de Memoria Histórica.

También en el siguiente vídeo puede profundizar sobre “Para que no me olviden: la violencia me mató, pero la escritura me mantiene vivo” en este video. 


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


El CNMH mostró cómo se pinta la memoria histórica en El Carmen de Viboral

El CNMH mostró cómo se pinta la memoria histórica en El Carmen de Viboral

Autor

CNMH.

Foto

La conferencia Pintando la memoria histórica El Carmen de Viboral se desarrolló en el Hotel Casa Rosé de este municipio, dentro de la programación del Festival Internacional de Cine del Oriente antioqueño.

Publicado

12 de noviembre 2021


El CNMH mostró cómo se pinta la memoria histórica en El Carmen de Viboral

  • En el marco del Festival Internacional de Cine del Oriente, se dieron detalles de cómo será el mural itinerante que se exhibirá por primera vez este 18 de noviembre en El Carmen de Viboral.
  • Víctimas del conflicto armado, la Alcaldía de El Carmen de Viboral y la Estrategia Nación – Territorio del CNMH participaron del proceso de concertación para la creación de la obra como medida de satisfacción.

Víctimas del conflicto armado en El Carmen de Viboral, en Antioquia, con el acompañamiento del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), plasmaron sus historias atravesadas por la violencia y su presente en un mural itinerante que se exhibirá por primera vez este jueves 18 de noviembre. La Estrategia Nación – Territorio del CNMH participó de la conferencia Pintando la memoria histórica El Carmen de Viboral, en el marco del XIV Festival Internacional de Cine del Oriente antioqueño, para compartir sobre el proceso creativo y el trabajo de reparación simbólica mediante esta obra.

Luz Mary Hincapié, enlace de la región Andina de la Estrategia Nación – Territorio del CNMH, contó a los asistentes a este diálogo, que se realizó en el Hotel Casa Rosé, en El Carmen de Viboral, que el mural itinerante surgió de un proceso de concertación con la Mesa Municipal de Víctimas y la Alcaldía de El Carmen de Viboral. Este mural se compone de 12 piezas desmontables que conforman una imagen en la que están representados el antes, durante y después del conflicto armado en este municipio del Oriente antioqueño. “En la concertación se definió un mural itinerante, que reflejara hechos del conflicto armado, pero también elementos que identificaran a los habitantes de este municipio. Contamos con la participación de dos artistas plásticos de El Carmen de Viboral que recogieron las ideas y propuestas de las víctimas y las plasmaron en el mural”, explicó.

Julián Vasseur, enlace de Víctimas de la Alcaldía de El Carmen de Viboral, se refirió a la decisión de que este mural fuera una pieza desmontable y no solo se eligiera una pared del municipio para pintarlo. “La idea con este mural es poderlo presentar en diferentes espacios para que en el municipio podamos conocer esta iniciativa de memoria”. Destacó, además, la importancia de la construcción de memoria como parte de las medidas de satisfacción contempladas en la Ley 1448 de 2012 —Ley de Víctimas y Restitución de Tierras—. “Es importante que las nuevas generaciones conozcan qué fue lo que pasó en nuestro municipio en algún momento. Este mural representa a través de una serie de elementos gráficos la evolución de esa historia en El Carmen de Viboral”, apuntó.

Olga Cecilia Velásquez, integrante de la Mesa Municipal de Víctimas de El Carmen de Viboral, reveló que participar de la creación del mural itinerante resultó para ella una experiencia bonita, pero, al mismo tiempo, impactante. “Fue la forma de mostrarle a la comunidad cuál fue la vivencia de cada una de las personas que fuimos víctimas del conflicto armado y que esto no se quedara en el olvido, sino que fuera una manera de hacer memoria, de hacer historia y de que muchos se dieran cuenta de qué fue lo vivido en El Carmen de Viboral”, reveló.

La Estrategia Nación – Territorio del CNMH brinda asistencia a autoridades territoriales como gobernaciones y alcaldías, mesas de participación efectiva y organizaciones de víctimas del conflicto armado y defensoras de derechos humanos, para la formulación de acciones de memoria que contribuyan a la visibilización, el conocimiento, la sensibilización.


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


Seis lugares de memoria compartieron sus experiencias en Tumaco

Seis lugares de memoria compartieron sus experiencias en Tumaco

Autor

CNMH.

Foto

CNMH.

Publicado

12 de noviembre 2021


Seis lugares de memoria compartieron sus experiencias en Tumaco

  • El Museo de Memoria participó en el encuentro ‘Diálogos e intercambios por la memoria’ con representantes de seis iniciativas de distintas regiones.
  • Cuatro lugares de memoria recogieron aportes y serán apoyados para desarrollar proyectos que los fortalezcan.

Líderes y lideresas representantes de seis lugares de memoria de distintos territorios se reunieron esta semana en Tumaco, Nariño, durante el encuentro presencial del proyecto Col-Col Diálogos e intercambios por la memoria, liderado por el Museo de Memoria de Colombia del Centro Nacional de Memoria Histórica y la Agencia Presidencial para la Cooperación Internacional, y apoyado por AECID Colombia.

Col-Col es una metodología de cooperación nacional busca conectar procesos con trayectorias exitosas y replicables con iniciativas de menor recorrido. En este caso, la Casa de Memoria de Tumaco y el Centro de Atención para la Reparación y la Reconciliación (CARE) de San Carlos, Antioquia, comparten sus experiencias con la Casa de la Memoria de Nariño (Pasto), la Casa Vivero Jairo Maya (Medellín), el Museo de Memoria de las Víctimas del Huila (Neiva) y la Casa Amalfitana de las Memorias Sensibles (Amalfi).

A este encuentro lo precedieron varias sesiones virtuales, en las que los participantes se conocieron y las iniciativas receptoras hicieron un autodiagnóstico para identificar qué líneas les interesa fortalecer y qué aportes les gustaría recibir: Algunos de los temas que surgieron fueron la conservación de sus colecciones, la apropiación social del lugar de memoria, la creación de exposiciones itinerantes, la comunicación con públicos específicos, entre otras.

Durante lunes y martes, en la sede de la Casa de la Memoria de Tumaco, recogieron insumos, recibieron retroalimentación sobre sus ideas y plantearon los objetivos y actividades específicas de sus propuestas. En lo que queda del año, los participantes serán acompañados y apoyados para desarrollar estas propuestas con la asesoría del Museo de Memoria, APC y los lugares de Tumaco y San Carlos.

“La memoria es una sola familia. Somos de una misma especie. Articularnos entre lugares de memoria nos hace más fuertes. Crecemos en credibilidad y fortalecemos la tarea. La articulación genera mayor compromiso. Y es muy importante que el CNMH nos permita nutrirnos de sus saberes, de sus recursos, de su capital humano, para que los más pequeños podamos crecer, y el Centro también se fortalezca en su tarea”, dijo Pastora Mira, representante del CARE.

Al final del encuentro un colectivo de mujeres del pacifico nariñense presentó la obra Con sabor a resiliencia, que reflexiona sobre las tradiciones afrodescendientes como la gastronomía, que se han perdido a causa del conflicto armado y la necesidad de transmitirlas a las generaciones más jóvenes. Luego de la obra, las mujeres del colectivo y los representantes de los lugares de memoria y las entidades se unieron en un gran abrazo grupal que resaltó el carácter de familia que debe tener la memoria.


acuerdos de paz, postconflicto, inversión, internacional


Ir al contenido